El primer avión eléctrico comercial realiza con éxito un vuelo de prueba

Lifestyle

El primer avión eléctrico comercial realiza con éxito un vuelo de prueba
Foto: Don MacKinnon

Un hidroavión de seis plazas, que ha sido presentado como la primera aeronave eléctrica comercial del mundo, ha realizado su primer vuelo de prueba cerca de Vancouver, en Canadá. El avión, un Beaver DHC-2 de Havilland de la compañía Harbour Air, equipado con un motor eléctrico, ha hecho un vuelo de unos minutos tras despegar del aeropuerto de Vancouver ante un centenar de curiosos y periodistas.

«Es el comienzo de la era de la aviación eléctrica«, ha dicho Roei Ganzarski, presidente de la compañía estadounidense magni-X, que diseñó el primer motor eléctrico de 750 caballos para Harbour Air, la principal compañía de hidroaviones de Norteamérica.

El encargado de pilotar el avión ha sido Greg McDougall, el fundador y presidente de Harbour Air, una compañía que posee unos 40 hidroaviones y que transporta cada año a unos 500.000 pasajeros en trayectos cortos por la costa del Pacífico en la provincia canadiense de Columbia Británica.

Con la autonomía de su batería, este nuevo avión puede recorrer unos 160 kilómetros, lo que corresponde a la distancia de la mayoría de los vuelos realizados por Harbour Air, ha explicado el presidente de la empresa.

«Nuestro objetivo es electrificar toda la flota, no hay ningún motivo para no hacerlo», ha dicho McDougall, que ha señalado que necesitará al menos dos años para alcanzar esa meta, ya que la empresa deberá realizar otras pruebas de vuelo y obtener las homologaciones necesarias para el uso comercial de ese modelo.

Antes del test de este martes, el ministro canadiense de Transporte, Marc Garneau, se mostró muy interesado por el experimento porque, según él, «podría mostrar el camino hacia una forma de volar más respetuosa con el medioambiente».

Los ecologistas canadienses también celebraron «una etapa importante: el inicio de una nueva era de la aviación y la transformación de los hidroaviones de Harbour Air en la primera flota comercial totalmente eléctrica».