El paro, principal preocupación de los españoles pese a los buenos datos de 2016

Economía y Capital

El paro, principal preocupación de los españoles pese a los buenos datos de 2016
Foto: ANDREA COMAS| Reuters

La falta de empleo es, con diferencia, la primera preocupación para los españoles, según se desprende del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), de diciembre publicado este miércoles. Y eso a pesar de que 2016 ha finalizado con una bajada del paro de 390.534 personas, la mayor de la historia, según ha dado a conocer también hoy el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

En la encuesta del CIS, a bastante distancia del paro (74,7), la segunda preocupación de los españoles es la corrupción y el fraude (36,7%). Inquietan también a los encuestados los problemas de índole económica (24,75). A la pregunta de cómo calificarían la situación económica general en España, la mayoría contesta que es mala (39,5) o muy mala (20,9), mientras que sólo un 0,1 la califica de muy buena y un 4,7 de buena. Tampoco en este tema los españoles son muy optimistas, ya que si un 42,3% de los encuestados cree que la situación económica dentro de un año será igual, el 20% cree que será peor que en estos momentos. Y sin embargo, los datos del paro dados a conocer este mismo miércoles indican que hay menos personas desempleadas en diciembre de 2016 que en el mismo periodo del año anterior. Así, el número de parados registrados en las oficinas de empleo bajó en diciembre en 86.849 personas en relación con el mes anterior. La cifra total de parados registrados se sitúa en 3.702.974 personas «y continúa en los niveles más bajos de los últimos 7 años», según el Ministerio de Trabajo.

Además del paro y la corrupción, otros temas que preocupan a los españoles, según el barómetro de diciembre del CIS, son los partidos y los políticos en general (22,1%), la sanidad (13,7%) y la educación (13,5%), además de temas de índole social (12,2%). Llama también la atención el hecho de que el 59,8% de los españoles ni habla, ni escribe ni lee inglés.