The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Venezuela

El número de venezolanos que ha abandonado el país por la crisis supera los cuatro millones

Redacción TO
Foto: Luisa González | Reuters

El número de venezolanos que ha abandonado su país debido a la crisis socioeconómica que viven ha superado ya los cuatro millones, según han anunciado este viernes la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (Acnur).

El número de refugiados y migrantes venezolanos ha aumentado en un millón de personas en tan solo siete meses, según los datos de la autoridades nacionales y de otras fuentes utilizadas por los dos organismos de la ONU.

De esta manera, los venezolanos se han convertido en uno de los grupos de poblaciones desplazadas más grandes del mundo, tras la aceleración de su éxodo masivo a partir del año 2016.

“El ritmo de salidas de Venezuela ha sido asombroso. Unos 695.000 a finales de 2015, la cantidad de refugiados y migrantes de Venezuela se ha disparado a más de cuatro millones a mediados de 2019”, han señalado la OIM y Acnur en una declaración común.

“Estas cifras son alarmantes y resaltan la necesidad urgente de apoyar a las comunidades de acogida en los países receptores”, ha dicho el representante especial de Acnur-OIM para refugiados y migrantes venezolanos, Eduardo Stein.

La mayoría de los venezolanos que han abandonado el país han sido acogidos en países latinoamericanos, con Colombia como primer destino, con 1,3 millones de personas, seguido de Perú, Chile, Ecuador, Argentina y Brasil.

Tanto Acnur como la OIM lanzaron un plan regional en el mes de diciembre para asistir a 2,2 millones de venezolanos en los países que los reciben y a 580.000 personas en comunidades de acogida en 16 países. Por el momento, el plan ha recibido escasa financiación y su presupuesto solo está cubierto en un 21%.

El Gobierno de Nicolás Maduro reconoció a finales del mes de mayo la devastación de la economía de Venezuela, aunque con unos datos inferiores a las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).