El juez del caso Ibar permite a la defensa entrevistar a un jurado

Futuro

El juez del caso Ibar permite a la defensa entrevistar a un jurado
Foto: Giorgio Viera

El juez Dennis Bailey, que se encarga del caso del hispano-estadounidense Pablo Ibar, declarado culpable de un triple asesinato, ha permitido este jueves que se interrogue a un jurado suplente que esta semana aseguró haber tenido información sobre el caso fuera del tribunal, algo que está prohibido para evitar que influya en el veredicto. El mismo día que el juez Bailey ha negado la posibilidad de interrogar a otro miembro titular del jurado, identificado como Collins, que dijo arrepentirse de haber apoyado el veredicto unánime de culpabilidad.

La entrevista con el jurado suplente, al que se identifica con el nombre Black, tendrá lugar este jueves a las 15:00 hora local –21:00 en España– y será el juez quien lleve a cabo el interrogatorio. Joe Nascimento, el abogado defensor, dijo a EFE en un receso de la audiencia que la defensa tratará también de hacerle preguntas o de trasladarlas al juez.

«Es razonable pensar que [la información en posesión del miembro suplente] pudo haber influido en el veredicto», ha dicho Nascimento. La familia de Ibar asegura que la defensa tratará de demostrar que todo el jurado pudo haber estado contaminado con información del exterior, según El País.

La audiencia de este jueves, en la que está presente Ibar, fue convocada para atender una moción presentada por la defensa después de conocer los casos de Collins y Black, ya que considera que arrojan una sombra de duda sobre el veredicto de culpabilidad. El equipo jurídico de la defensa pidió en esta moción interrogar a ambos y, además, ampliar las deliberaciones del jurado (compuesto por ocho mujeres y cuatro hombres) o que, en su defecto, el juez declare el juicio nulo.

Ibar, que ha sido juzgado en tres ocasiones antes de esta ocasión por los asesinatos de Casimir Sucharski, Sharon Anderson y Marie Rogers, ocurridos en Miramar (Florida) en 1994, se enfrenta a la pena de muerte o la cadena perpetua tras el veredicto del pasado sábado.

El acusado fue condenado a muerte en el año 2000, después de dos juicios anulados por distintas razones. Sin embargo, en 2016 la Corte Suprema de Florida, en respuesta a una apelación y basándose en la «ausencia de pruebas físicas» que conectasen a Ibar con el triple asesinato, anuló la sentencia y ordenó celebrar un nuevo juicio.

Cándido Ibar, padre del acusado ha señalado a EFE que no saben «mucho» del jurado suplente y que la «clave» va a estar en las preguntas que le pueda formular la defensa. Al padre de Ibar le preocupa que en el tiempo que resta hasta su comparecencia ante el tribunal a Black «puedan prepararle» funcionarios del tribunal, por lo que, según él, que debería estar «incomunicado».