El juez del caso Ibar entrevistará finalmente al jurado "arrepentido de su voto" contra el español

Futuro

El juez del caso Ibar entrevistará finalmente al jurado "arrepentido de su voto" contra el español
Foto: Giorgio Viera

El juez Bailey ha accedido finalmente a entrevistar al miembro del jurado que se arrepintió de haberse unido al veredicto unánime que el 19 de enero declaró culpable a Pablo Ibar de triple asesinato. Este jurado, identificado como Collins, notificó telefónicamente al tribunal el pasado martes que se había «arrepentido de su voto».

La defensa de Ibar pidió al juez Dennis Bailey, que lleva el caso, que se le permitiera interrogar tanto a Collins como a otro jurado, identificado como Black, que aseguró haber recibido información externa relativa al caso de Ibar. Con estas entrevistas, la defensa pretendía demostrar que el veredicto del jurado podría estar contaminado por información exterior, algo prohibido para impedir que pueda influir en el resultado.

En un primer momento, Bailey solo aceptó entrevistar personalmente a Black. Ahora, en una visita judicial no programada celebrada hoy en los tribunales de Fort Lauderdale –a 40 kilómetros de Miami – el juez ha convocado a las partes a una audiencia que tendrá lugar el próximo miércoles para escuchar al jurado identificado como Collins.

Sin embargo, la finalidad de la entrevista con este jurado es determinar si fue él quien escribió acerca del juicio en internet, algo que las normas prohíben expresamente a los jurados, ha asegurado el juez Bailey.

En los mensajes publicados en internet, de los que no se han dado detalles en la vista, alguien pidió consejo sobre cómo actuar ante las «presiones» que decía estar recibiendo como jurado del juicio de Ibar.

La Fiscalía ha aceptado las preguntas a Collins para saber si fue él el autor de los «posts», si utilizó uno o varios nombres y si compartió o no esos comentarios con otros miembros del jurado. La defensa de Ibar no está de acuerdo con las preguntas que se han aceptado porque, asegura, no entra en el fondo de la cuestión de las presiones, según informa EFE.

Las garantías del juicio de Ibar, que ha sido ampliamente criticado por las irregularidades que se han ido produciendo a lo largo del proceso, vuelven a quedar en entredicho con el «arrepentimiento» de Collins y lo sucedido con Black, el jurado que comunicó que tuvo acceso a información sobre el caso fuera del tribunal.

En el caso de Black, el juez decidió finalmente relevarlo de sus funciones como jurado. Ahora está por ver si tomará alguna medida en el caso de Collins que pueda afectar al desenlace del juicio.

Este es el último episodio de una larga lista de procesos judiciales que han juzgado a Pablo Ibar en tres ocasiones antes de esta por los asesinatos de Casimir Sucharski, Sharon Anderson y Marie Rogers, ocurridos en Miramar (Florida) en 1994. El acusado fue condenado a muerte en el año 2000, después de dos juicios anulados por distintas razones. Sin embargo, en 2016 la Corte Suprema de Florida, en respuesta a una apelación y basándose en la “ausencia de pruebas físicas” que conectasen a Ibar con el triple asesinato, anuló la sentencia y ordenó celebrar un nuevo juicio. Ibar, preso desde 1994, se enfrenta a la pena de muerte o la cadena perpetua tras el veredicto del pasado sábado.