The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

El jefe del programa Boeing 737 MAX abandona la compañía

Redacción TO
Foto: Elaine Thompson | AP Photo

Eric Lindblad, jefe del programa 737 de Boeing, deja la compañía aeroespacial estadounidense, según un documento interno enviado este jueves a los empleados.

El 10 de marzo, un avión 737 MAX operado por Ethiopian Airlines se precipitó, lo que costó la vida a sus 157 ocupantes. Fue el segundo accidente de un modelo similar en cinco meses, después del de Lion Air, con 189 muertos el 29 de octubre. La compañía está envuelta desde entonces en una crisis sin precedentes tras dos accidentes seguidos que dejaron 346 muertos en total.

El jefe de la división de aviación civil, Kevin McAllister, ha anunciado la jubilación de Lindblad en esa nota. Lindblad, quien se unió a Boeing hace 34 años, estuvo un año al mando del programa 737, del que forman parte los aviones MAX que protagonizaron las dos catástrofes aéreas de los últimos meses. Es el primer alto ejecutivo que abandona la compañía desde que esta dejó en tierra la flota completa del 737 MAX en todo el mundo, a raíz de los accidentes.

Por otra parte, la empresa ha informado de una drástica caída de entregas de aviones comerciales, solo 90 aparatos en el segundo trimestre de 2019 contra los 194 vendidos en el mismo período del año pasado –una caída del 54%–, informa AFP.

La empresa dará 100 millones de dólares (casi 89 millones de euros) a las familias de las víctimas de los dos accidentes –uno de Lion Air y otro de Ethiopian Airlines–de los modelos 737 Max y a las comunidades afectadas por ambos siniestros. Lo ha anunciado en un comunicado la propia compañía, que también ha aclarado que “estos fondos cubrirán la educación, las privaciones y los costes de vida de las familias impactadas, así como los programas de las comunidades y el desarrollo económico en las comunidades impactadas”.

La compañía, ampliamente criticada por su manejo de las dos tragedias, ha descrito la suma como una “inversión inicial” que se pagará a lo largo de “varios años”. Boeing se enfrenta a numerosas demandas judiciales presentadas por las familias de las víctimas, algunas de las cuales han comparecido en conferencias de prensa o durante audiencias en el Congreso que investigaban los desastres.