El grupo islamista filipino Abu Suyyaf decapita a un rehén alemán

General

El grupo islamista filipino Abu Suyyaf decapita a un rehén alemán

Abu Sayyaf, acusado de estar detrás de los peores atentados en la historia del país, había exigido el pago de un rescate de 560.000 euros para liberar a su rehén. El plazo finalizó el domingo. El grupo terrorista tiene su centro de operaciones en el sur de Filipinas, donde la mayoría de los habitantes son musulmanes, y ha jurado lealtad al grupo yihadista del Daesh.

El ejército filipino anunció el pasado 7 de noviembre el hallazgo del velero de Jürgen Kantner, a la deriva, en el sur del país. A bordo encontraron el cadáver de su compañera, Sabine Merz, informa AFP. La pareja ya había sido secuestrada en 2008 por piratas somalíes en el golfo de Adén y retenida durante 52 días. La agencia AFP los entrevistó al año siguiente y Jürgen Kantner aseguró entonces que jamás renunciaría a navegar.

Desde que comenzó su actividad criminal, esta ramificación extremista surgida tras la insurrección separatista musulmana que dejó más de 100.000 muertos desde los años 1970 en un país de mayoría católica, ha cobrado millones de dólares por sus secuestros. El año pasado, en abril y junio, Abu Sayyaf ejecutó a dos canadienses tras no recibir los millones de dólares de rescate que pedían por ellos.

Los islamistas de Abu Sayyaf han decapitado a un alemán secuestrado el año pasado en el sur de Filipinas, según ha informado este lunes el Grupo de Inteligencia SITE, especializado en la vigilancia de las páginas de internet islamistas. Un vídeo colgado en internet por Abu Sayyaf muestra el asesinato con un cuchillo de Jürgen Kantner, secuestrado el año pasado. Las imágenes parecen confirmar las informaciones previas recibidas por el gobierno de Filipinas sobre la muerte del rehén.