El Gobierno sirio impidió a los 'oscarizados' Cascos Blancos acudir a la gala de Hollywood

General

El Gobierno sirio impidió a los 'oscarizados' Cascos Blancos acudir a la gala de Hollywood

Concretamente, el cámara de los Cascos Blancos Khaled Khatib había recibido una visa estadounidense para poder asistir a la ceremonia, sin embargo, su pasaporte fue cancelado por el Gobierno Sirio y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de EEUU canceló su entrada al país. Khatib debía llegar a Los Ángeles en un vuelo de Turkish Airlines desde Estambul el día antes de los premios, pero antes de salir de la ciudad, fue detenido por las autoridades turcas.
«Se requiere un documento de viaje válido para viajar a Estados Unidos», aseguró un portavoz de la DHS a la agencia AP.
El director de la organización siria, Raed Salé, también iba a viajar a la gala de los Oscar, sin embargo, como él mismo publicó en su cuenta de Twitter, declinó finalmente acudir a la ceremonia por los continuos ataques aéreos en el país y el incremento de la intensidad del trabajo de la organización. “Lamentablemente no vamos a estar en los Oscar debido a la intensidad del trabajo, nuestra prioridad sigue siendo ayudar a los civiles y las operaciones de rescate en Siria”, escribía en su cuenta de Twitter.
El Gobierno Sirio, bajo el mandato de Bashar Al Assad, ya ha acusado en varias ocasiones a la Defensa Civil de Siria de estar vinculada con Al Qaeda y de falsificar algunas de sus imágenes con fines propagandísticos. Los Cascos Blancos fueron nominados en 2016 al Premio Nobel de la Paz, aunque no lo ganaron, y su documental puede verse en streaming en Netflix.

El documental Cascos Blancos, del director Orlando von Einsiede, y que trata sobre las operaciones de rescate de la Defensa Civil Siria, ha ganado este domingo el Oscar a Mejor Cortometraje Documental, sin embargo, los miembros de la organización siria Cascos Blancos no han podido acudir a la ceremonia en Hollywood tras que algunos de sus documentos fueran cancelados por el Gobierno de Bashar Al assad.