The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

El Gobierno español manifiesta su "máximo respeto" por la decisión del juez belga sobre Puigdemont

Redacción TO
Última actualización: 28 Feb 2019, 4:27 pm CEST

El Gobierno de España ha manifestado este lunes su "máximo respeto" por la decisión del juez belga de dejar en libertad condicional al expresidente de la región de Cataluña Carles Puigdemont, reclamado por la Justicia española. El Ejecutivo respeta la manera de actuar de la Justicia belga exactamente igual que la de la española, ha subrayado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en declaraciones a la prensa, a su llegada a un desayuno informativo con el presidente de Extremadura, el socialista Guillermo Fernández Vara.

"Por parte del Gobierno, y dado que estamos hablando de un sistema tan democrático como el español, máximo respeto a las decisiones de los jueces en España, en Bélgica y en todos los Estados que respetamos la separación de poderes y la independencia judicial.", ha remarcado. Un juez belga decidió este domingo que Puigdemont y los cuatro exconsejeros catalanes que lo acompañan en Bruselas permanezcan en libertad con medidas cautelares como la prohibición de salir de ese país sin permiso.

La Justicia belga deberá decidir sobre la orden europea de detención y entrega (euroorden) que dictó la juez española Carmen Lamela el viernes pasado contra todos ellos por rebelión y otros posibles delitos en relación con el proceso independentista en la región española de Cataluña.

Por su parte, Puigdemont, ha criticado este lunes al gobierno de España, "un Estado alejado de la práctica democrática", en su primer mensaje tras quedar en libertad condicional en Bélgica. "En libertad y sin fianza. Nuestro pensamiento está con los compañeros injustamente encarcelados por un Estado alejado de la práctica democrática", ha escrito en su cuenta de Twitter.

Opiniones divididas en el Gobierno belga

El ministro belga de Asuntos Exteriores, Didier Reynders, ha lamentado que miembros de su Gobierno "estén haciendo comentarios" sobre el tema catalán "cuando ese no es su papel" y ha advertido de que "el alboroto sobre este asunto excede los límites" de Bélgica. En una entrevista con la radio belga Bel-RTL, el ministro ha considerado que "este asunto ocupa a España por encima de todo" y que es necesario "dejar que la Justicia haga justicia" y esperar a sus decisiones.

El jefe de la diplomacia belga se ha referido en particular a las declaraciones de ayer del ministro de Interior, el separatista flamenco Jan Jambon, y el exprimer ministro Elio Di Rupo, quienes criticaron la gestión en España de la crisis en Cataluña. A las afirmaciones de ambos políticos belgas, el líder del Partido Popular en el Parlamento Europeo (PE), Esteban González Pons, recordó que "en España se respeta el Estado de Derecho y se cumple la ley".

Reynders también ha añadido que "no son los políticos belgas los que administran el caso" del político catalán Carles Puigdemont y sus cuatro exconsejeros y ha explicado que su posible entrega a España "son procedimientos legales" a los que Bélgica "no se puede oponer". Reynders, que se encuentra de visita oficial en la India, ha subrayado también que es "prioritario mantener el diálogo" con las autoridades españolas.

Sin embargo, su predecesor al frente de Exteriores en el gobierno belga y ex comisario europeo, el liberal Karel De Gucht, ha asegurado que es "demasiado simple decir que se trata de un asunto interno" de España, al insistir en que la Unión Europea "debe pronunciarse".

"Una democracia también debe respetar una serie de reglas, como el castigo proporcional. No creo que sea democrático que un delito que es muy político pueda conllevar una sentencia de 30 años", ha afirmado, en declaraciones a la neerlandesa Radio 1. "Poner a los políticos en la cárcel es síntoma de un funcionamiento anormal de la democracia", ha añadido, y ha instado a la UE a "dejar clara su posición" sobre lo que está sucediendo.