La reina Isabel II aprueba la petición del Gobierno de suspender el Parlamento británico

Mundo Ethos

La reina Isabel II aprueba la petición del Gobierno de suspender el Parlamento británico
Foto: | Reuters

El Gobierno de Boris Johnson ha solicitado a la reina Isabel II que suspenda el Parlamento desde el próximo 10 de septiembre, según ha informado Downing Street en un comunicado. Pocas horas después, la reina ha aprobado formalmente la petición del primer ministro.

Las cámaras quedarán prorrogadas «no antes del lunes 9 de septiembre y no después del jueves 12 de septiembre», hasta el 14 de octubre, ha informado el Consejo Privado de la jefa de Estado en un comunicado.

Esta medida impedirá a los diputados británicos tener tiempo suficiente para intentar evitar que se produzca un Brexit sin acuerdo.

Tras el receso parlamentario, está previsto que las sesiones parlamentarias se reanuden el 3 de septiembre, pero el Gobierno quiere que la clausura se produzca desde el día 10 de septiembre. Además, el Ejecutivo ha fijado para el próximo 14 de octubre la fecha en la que se presentará el nuevo programa de gobierno para la próxima legislatura, el llamado Discurso de la Reina. En este discurso, dará a conocer sus planes para después del Brexit, fijado para el 31 de octubre, según explica el comunicado.

«Tengo la intención de sacar adelante una nueva, ambiciosa y valiente agenda legislativa para la renovación de nuestro país tras el Brexit», ha dicho el primer ministro en una carta enviada a los diputados. Además, ha dicho que el debate que se genere en torno al discurso de la reina será una «oportunidad» para que los distintos grupos «expresen sus puntos de vista sobre la agenda legislativa del Gobierno y su planteamiento hacia el Consejo Europeo los días 17 y 18 de octubre».

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, considera que esta suspensión del Parlamento es «un ultraje constitucional». «Es obvio que el propósito de esta suspensión ahora sería impedir que el Parlamento debata sobre el Brexit y cumpla con su deber de definir el rumbo del país», ha denunciado.

La idea de clausurar el Parlamento ha generado una gran polémica en Reino Unido, pues puede impedir a los diputados frenar el plan del Gobierno de Boris Johnson para salir de la Unión Europea sin acuerdo, como pretenden hacer el laborista Jeremy Corbyn y otros dirigentes políticos.

Corbyn y un grupo formado por representantes de diferentes partidos de la oposición se reunieron el martes para explorar maneras con las que impedir a Johnson ejecutar un Brexit sin llegar a un acuerdo con Bruselas. «Los asistentes coincidieron en la urgencia de actuar juntos para encontrar formas prácticas de prevenir un Brexit sin acuerdo, incluyendo la posibilidad de aprobar legislación y un voto de censura», afirmaron tras la reunión en un breve comunicado.

Si el Gobierno logra su objetivo y el Parlamento se suspende desde el 10 de septiembre, estos diputados contarán con apenas unos pocos días la próxima semana para intentar introducir nueva legislación con la que tratar de bloquear la posible marcha sin acuerdo.