El Gobierno de Francia mantiene la reforma de las pensiones pero hace algunas concesiones

Política y Conflictos

El Gobierno de Francia mantiene la reforma de las pensiones pero hace algunas concesiones
Foto: ERIC GAILLARD| Reuters

El Gobierno de Francia ha anunciado este miércoles que mantendrá su controvertida reforma de las pensiones, que ha provocado siete días de huelga en los transportes públicos y dos jornadas de protestas en todo el país, pero ha ofrecido algunas concesiones a los manifestantes.

La reforma no se aplicará a los nacidos antes de 1975, ha dicho el primer ministro, Edouard Philippe, en un discurso en el que ha revelado el contenido íntegro de la reforma, prometida por el presidente, Emmanuel Macron, en su campaña electoral.

Para calmar a los manifestantes, Philippe se ha comprometido también a realizar una «transición progresiva» y «sin brutalidad» hacia la creación de un «sistema universal» de pensiones, que enterrará al actual, compuesto por 42 regímenes diferentes dependiendo de la profesión. «El sistema será el mismo para todos, sin excepciones», ha dicho con tono firme, negándose a retirar el texto, como lo exigen desde hace una semana los sindicatos de los trabajadores, que temen una precarización de las jubilaciones.

El Gobierno ha prometido además que con el nuevo sistema todos los jubilados recibirán una pensión mínima de 1.000 euros (1.107 dólares), siempre y cuando se cumplan los años de trabajo y cotización necesarios.

Y aunque se ha comprometido a mantener la edad legal mínima de jubilación en 62 años, ha añadido que la reforma «incitará a trabajar más tiempo» como «ya es el caso en otros países». Así, se fijará una «edad de equilibrio» (64 años en 2027).

Tras el anuncio de estas medidas, Philippe ha pedido a los manifestantes que acaben con las huelgas y las protestas que sacuden al país desde hace días. “Me parece que las garantías que hemos dado a los sectores de la población más preocupados justifican que se reanude el diálogo y que la huelga que penaliza a millones de franceses se detenga”, ha dicho.

No obstante, todo hace prever que las movilizaciones seguirán, dada la reacción de los sindicatos a estas medidas del Gobierno. El principal sindicato de la SNCF, la compañía de trenes francesa, ha instado a «reforzar la huelga» y todos los sindicatos han llamado a una gran nueva movilización el 17 de diciembre en París.