El frío polar regresa a España acompañado de lluvias y fuertes vientos

No Category -

El frío polar regresa a España acompañado de lluvias y fuertes vientos

La nieve y las temperaturas  gélidas regresan a la Península Ibérica. Todas las comunidades españolas se encuentran en alerta naranja o amarilla por lluvias, viento, olas, temperaturas mínimas y nevadas. Durante esta madrugada los termómetros han descendido hasta los 17 grados bajo cero en el municipio leridano de Naut Arán, seguido de 12,7 grados bajo cero en La Molina, Gerona, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La nieve y las temperaturas  gélidas regresan a la Península Ibérica. Todas las comunidades españolas se encuentran en alerta naranja o amarilla por lluvias, viento, olas, temperaturas mínimas y nevadas. Durante esta madrugada los termómetros han descendido hasta los 17 grados bajo cero en el municipio leridano de Naut Arán, seguido de 12,7 grados bajo cero en La Molina, Gerona, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las nevadas están asociadas estás al choque de dos masas de aire de características muy diferentes. Por un lado la llegada por el nordeste peninsular durante el lunes y martes de una masa de aire polar continental, fría y seca, y por otro la masa de aire atlántico que avanza desde el suroeste, con gran aporte de humedad y mucho más cálida.

Las bajas temperaturas extremas no han sido solo cosa de Pirineos y su entorno, en Alto Campoo (Cantabria) se han registrado 12,3 grados negativos mientras que en la estación de esquí de Valdezcaray (La Rioja) se han observado 12 grados bajo cero, según datos facilitados por Aemet.

Durante este martes y miércoles esta situación dará lugar a precipitaciones, inicialmente en forma de nieve a cualquier cota en amplias zonas de la mitad norte peninsular, que se irán transformado en lluvia de sur a norte a medida que la cota de nieve ascienda con el avance de la masa cálida atlántica.

En cuanto a las lluvias los modelos apuntan a un episodio duradero de paso continuo de frentes, con lluvias generalizadas, más abundantes en la vertiente atlántica y litoral mediterráneo andaluz, y más ocasional en el resto del litoral mediterráneo.

Galicia tiene activado el aviso naranja por nieve en las provincias de Lugo y Orense con una acumulación total de 4 centímetros por encima de los 300-400 metros, y que continuará el día siguiente; en A Coruña hay alerta naranja por mar combinada del noreste y olas entre los 4 y 6 metros.

En La Comunidad Valenciana, Castellón y Valencia están con alerta naranja por nevadas que dejarán 5 centímetros de espesor en 24 horas por encima de los 300 metros; Alicante tiene aviso amarillo (riesgo) por nieve en zonas del interior.

Toda Castilla y León mantiene el aviso amarillo por nieve o valores mínimos que descenderán hasta los 8 grados negativos en puntos de la Cordillera Cantábrica y de la Ibérica, y en Castilla-La Mancha persiste la alerta amarilla por nevadas en toda la comunidad, salvo Ciudad Real, que dejarán espesores ente los 2 y 4 centímetros.

Las comunidades ubicadas en áreas de la mitad norte peninsular como Cantabria, La Rioja, País Vasco y Asturias tienen alerta amarilla por valores mínimos que oscilaran entre 2 y 8 grados bajo cero.

Madrid tiene activado el aviso amarillo por nieve en la sierra con acumulaciones en torno a los 10 centímetros a unos 1.200 metros, y en torno a los 5 centímetros en cotas entre 900-1.000 metros; en el sur, oeste, las Vegas y zonas metropolitana y Henares se prevén espesores cercanos a los 2 centímetros a partir de los 600/700 metros.

Por su parte, las Islas Canarias están con aviso amarillo por lluvias, rachas fuerte de viento que registrarán 75 kilómetros por hora y por fuerte oleaje, mientras que en las Islas Baleares, Mallorca tiene activada la alerta amarilla en las sierra de la Tramontana por nevadas en una cota cercana a los 400 metros.

La Aemet avisa de que con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante, fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.