The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

El Congreso se reúne para debatir el problema de Cataluña

Redacción TO
Última actualización: 11 Oct 2017, 7:10 pm CEST

"Nuestra democracia vive estos días uno del os momentos más graves de su historia reciente", ha sentenciado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este miércoles en Congreso de los Diputados, en una sesión para tratar los acontecimientos del 1 de octubre. "Estamos ante el cuestionamiento y el desafío a requisitos previos a cualquier discusión política, como el imperio de la ley". Ha tachado de "cuestionamiento sin precedentes a los ejes sobre los que se sustenta una sociedad democrática" la situación en Cataluña. Los días seis y siete de septiembre, cuando el Parlament aprobó la Ley del Referéndum y la Ley de Transitoriedad, fueron el "detonante de una escalada de radicalidad" que ha llevado a la situación actual, a la que Rajoy ha definido como "ataque contra la convivencia pacífica" entre los ciudadanos. "Resulta urgente volver cuanto antes a la legalidad", ha pedido Rajoy. "La Constitución se puede modificar pero a través de los procedimientos previstos para ello", ha dicho.

El pleno de la Cámara Baja se produce horas después de la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros en la el que el presidente del Gobierno envió un requerimiento a Carles Puigdemont para que aclarara si el martes declaró la independencia de Cataluña de forma unilateral. El pleno lo convocó la semana pasada el Ejecutivo tras la celebración del referéndum del 1 de octubre, prohibido por el Tribunal Constitucional.

El referéndum "no fue una acción ni inocente, ni espontánea ni democrática", ha continuado el presidente del Gobierno. Se ha retrotraído al 2012, el momento más duro de la crisis económica. "Cataluña era la que estaba en peor situación", ha dicho Rajoy, que ha recordado que fue entonces cuando el Govern le solicitó un nuevo concierto económico entre Cataluña y España, que Rajoy no pudo aceptar, ha dicho, porque violaba la Constitución. Ha destacado también la "entrega y profesionalidad" de la Policía y la Guardia Civil durante la jornada.

Margarita Robles, la portavoz del grupo socialista, se ha mostrado de acuerdo en que la democracia española está viviendo "momentos muy difíciles" y "muy graves". "Por eso le tenemos que decir que nos habría gustado que esta comparecencia la hubiese hecho el día 2 de octubre", ha dicho. "Hemos tenido que esperar 11 días", ha criticado. "El Partido Socialista lo que pasó en el Parlament de Cataluña los días 6 y 7 de septiembre", ha zanjado.

El líder de Podemos, por su parte, Pablo Iglesias, ha abordado la cuestión de la "plurinacionalidad" de España. "Ahora la única oposición que tiene usted en esta Cámara somos nosotros. Hoy aquí no hablamos de un problema de orden público, ni de un problema legal, hablamos de un problema político que tenemos en España desde hace muchos años: el problema de la plurinacionalidad". Y ha continuado: "Hubo un tiempo en que ustedes sabían lidiar con la plurinacionalidad del Estado. Ustedes se equivocaron con el Estatut, porque fue romper la constitución territorial de nuestro país, y desde entonces utilizaron Cataluña para defender sus intereses de partido y por ello son responsables de que se rompa España". Y ha pedido también al Ejecutivo que no aplicara el artículo 155 de la Constitución y que inicie un diálogo: "Quiero pedirles que no apliquen el artículo 155 de la Constitución. Le pido que se ponga delante de una negociación, no con la policía. Que deje de actuar como dirigente del PP, actúe como presidente del Gobierno".

También al diálogo ha llamado Yolanda Díaz, portavoz de En Marea. "Falando enténdese a xente" (Hablando se entiende la gente), ha dicho. El de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha hecho un llamamiento a modificar la Constitución: "Hay que ser audaces y valientes, y hay que hacer cambios en la Constitución después de 40 años".

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha pedido una reforma constitucional y ha pedido diálogo, pero diálogo entre constitucionalistas: "Si ahora un golpista nos hace un chantaje y logra privilegios, ¿qué diría un español medio?", ha preguntado. También ha dicho, después de citar al presidente de Francia, Emmanuel Macron, que "el nacionalismo es el principal adversario de la construcción europea".

Joan Tardà, portavoz de ERC, ha acusado a Rajoy de utilizar "la vía autoritaria", y no la "democrática", para solucionar el conflicto catalán. "Para ustedes, la unidad de España está por encima que la democracia", ha dicho. "Somos un pueblo que ha optado por ser pacífico, quizá porque somos una nación sin Estado". "No participaremos", ha dicho también, en la comisión que estudie la reforma constitucional. Aitor Esteban, del PNV, ha dicho que "no ayuda nada que se califique lo que ha ocurrido en Cataluña en los últimos días como golpe de Estado". Y se ha quejado de que "se ha tratado a Barcelona y a Cataluña con un cierto desprecio". Carles Campuzano, del PDeCAT, ha empezado protestando por la violencia policial del 1 de octubre: "Es imprescindible que alguien pida perdón". También ha dicho que aplicar el artículo 155 "sería un error mayúsculo".

Joan Baldoví, de Compromís, ha echado "gran parte de la culpa" de la situación en Cataluña a Rajoy. "Señor Rajoy, no haga caso del lenguaje bélico que hemos oído aquí, no haga caso de algunos discursos incendiarios. Señor Rajoy, construya mil puentes, las veces que haga falta, es la única manera de que este problema se resuelva de manera pacífica y al gusto de todos".  Marian Beitielarriangoitia, de EH Bildu, ha dicho que "Cataluña ya ha desconectado". El portavoz de Unión del Pueblo Navarro, Íñigo Alli, ha solicitado a Rajoy que convocara elecciones autonómicas en Cataluña. Isidro Martínez, de Foro Asturias, ha mostrado "lealtad" con Rajoy y su Gobierno y ha alertado de que "el gravísimo problema" que hoy tiene España lo podrán tener en el futuro otros países. Ana Oramas, de Coalición Canaria, ha considerado que "40 años de convivencia se han venido abajo" y que su partido estará "con el Estado de derecho en el marco de la Constitución". Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, considera que "es preciso reconocer los tremendos errores que dieron lugar a determinados acontecimientos" del 1 de octubre. Ha dicho también que "solo hay un camino" para resolver el problema: la reforma de la Constitución.