El Banco Mundial prevé una caída del PIB de Venezuela del 25% en 2019

Energía y Medioambiente

El Banco Mundial prevé una caída del PIB de Venezuela del 25% en 2019

La organización asume una monstruosa caída del PIB venezolano del 60% desde 2013

La economía de Venezuela se contraerá un 25% en 2019, según las previsiones de crecimiento económico del Banco Mundial (BM), que asumen una caída acumulada del PIB venezolano del 60% en los últimos seis años.

«El PIB real se contrajo un 17,7% en el 2018 y es probable que caiga un 25% en el 2019, lo que implicaría una caída acumulada del PIB del 60% desde 2013«, ha precisado el BM en su último informe semestral sobre América Latina y el Caribe. Según el BM, esta «implosión» de Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, se debe a la gestión de la economía, más allá de la caída de los precios internacionales del crudo.

«Políticas altamente distorsivas (desde controles de precios hasta préstamos dirigidos), un ajuste fiscal desordenado, monetización de la deuda del sector público, y una mala gestión económica en general han causado hiperinflación, devaluación, defaults, y una masiva contracción en el producto y el consumo», indica el informe. El BM ha reiterado la estimación de inflación de 10.000.000% para finales de 2019 ya anticipada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en octubre.

El documento a cargo del economista jefe para América Latina y el Caribe en el Banco Mundial, Carlos Vegh, subraya el «trágico colapso del crecimiento» en el país sudamericano, en suspensión de pagos desde 2017, destacando que «las condiciones socioeconómicas continúan deteriorándose rápidamente».

«El hambre y las enfermedades azotan a todo el país», añade el informe, cifrando en el 90% la pobreza (según estimaciones no oficiales) y destacando un aumento de la mortalidad infantil a 26 de cada 1.000 nacidos vivos en el periodo 2013-2017, una tasa similar a la de los años 80.

«El crimen y la violencia también han aumentado sustancialmente y Venezuela se ha convertido en el país con la mayor tasa de homicidios en la región (89 homicidios por cada 100.000 habitantes), casi tres veces superior a la de los países en guerra», concluye, recordando que más de 5 millones de personas habrán abandonado el país para finales de 2019, según las estimaciones de la ONU.