El Banco España eleva al 2,7% su previsión de PIB para 2018

Economía y Capital

El Banco España eleva al 2,7% su previsión de PIB para 2018

El Banco de España ha elevado en tres décimas su previsión de crecimiento del producto interior bruto (PIB) para 2018, hasta situarlo en el 2,7%, debido a unas mejores expectativas sobre la evolución económica, las exportaciones y la política presupuestaria, así como a un menor impacto por Cataluña.

Según sus proyecciones macroeconómicas de la economía española para 2018-2020, el Banco de España también sube en dos y una décima, respectivamente, sus previsiones de crecimiento económico para 2019 y 2020, hasta el 2,3% y el 2,1%.

El organismo económico calcula que el crecimiento económico en el primer trimestre del año será del 0,7%, la misma tasa que en los dos trimestres anteriores, gracias al mantenimiento de la demanda interna y a la menor incertidumbre en Cataluña, y pese a la moderación de las exportaciones.

Según su último informe trimestral de la economía española, esta proyección se basa en la corrección de los desequilibrios de la economía, en buenas condiciones de financiación y en una política fiscal más expansiva, así como en una «cierta moderación de la incertidumbre política ligada a la situación en Cataluña».

El Banco de España espera una desaceleración del ritmo de avance de los mercados de exportación y un descenso del impacto de la política monetaria sobre el PIB, al tiempo que confía en una mejora de la posición patrimonial de familias y empresas y la competitividad en el exterior.

Por lo que se refiere al empleo, el Banco de España prevé una moderación de los elevados ritmos de crecimiento observados en el último trienio conforme avanza el período de proyección, en consonancia con la desaceleración proyectada de la actividad. El aumento sostenido de la ocupación permitirá descensos adicionales de la tasa de paro, hasta situarse en un nivel cercano al 11% a finales de 2020.

Los salarios subirán un 1% en 2018

Los salarios del sector privado repuntarán un 1% este año, un 1,4% en 2019 y un 1,6% en 2020, según ha explicado el director general de Economía y Estadística de Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

«Tiene todo el sentido que cuando la recuperación económica es más boyante los salarios aumenten», ha señalado, sin embargo, ha eludido hacer «recomendaciones» y ha considerado que la evolución salarial tiene que ser «heterogénea», es decir, que tiene que variar en función de la situación específica de cada empresa.

Con respecto al empleo público, el Banco de España ha tomado para sus cálculos solo la parte fija del acuerdo alcanzado entre sindicatos y Gobierno, es decir, un 1,75% este año, un 2,25% en 2019 y un 2% en 2020. Hernández de Cos ha explicado que la institución no prevé que la economía crezca por encima del 2,5% en 2019 y 2020, como exige el acuerdo para que pueda aplicarse la subida variable máxima, y por ello no la ha considerado.

El acuerdo alcanzado entre sindicatos y Gobierno prevé subidas salariales de los empleados públicos para 2018, 2019 y 2020, que se componen de una parte fija y otra variable vinculada al crecimiento económico, informa Efe.