The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Reino Unido

El avión estrellado donde viajaba Emiliano Sala no tenía licencia comercial

Redacción TO
Foto: NICOLAS TUCAT | AFP

El avión que transportaba al futbolista argentino Emiliano Sala y que cayó al mar en el canal de la Mancha, según los investigadores del caso, no tenía licencia comercial para operar. Sin embargo, la Oficina de Investigación de Accidentes Aéreos (AAIB, por sus siglas en inglés) ha señalado que el viaje pudo haber sido realizado de forma “privada”, modalidad en que los gastos son compartidos por el piloto y los pasajeros.

En este caso, la AAIB recordó que en vuelos de esta modalidad el piloto y el pasajero deben compartir un “objetivo común” para realizarlo. Esto significa que “el vuelo no podría haberse realizado con el único objetivo de transportar al pasajero”.

El piloto David Ibbotson llevaba a Sala para presentarse a su nuevo equipo, el Cardiff City, cuando ocurrió el accidente. Los agentes Willie y Mark McKay, padre e hijo, habían sido contratados por el club de Sala, el Nantes, para procesar la transferencia hacia el Cardiff. En declaraciones al diario The Times, Willie McKay dijo que su hijo Mark hizo los arreglos del viaje, de la misma forma en que se habían organizado viajes similares de otros jugadores en las semanas previas.

De acuerdo con el informe preliminar de la AAIB, el avión, un Piper PA-46 Malibu, había sido fabricado en 1984, y estaba registrado en Estados Unidos. Según los investigadores, como el cuaderno de bitácora y la licencia de Ibbotson no han sido recuperados, aún no está claro si tenía autorización para volar de noche. El piloto poseía una licencia emitida por la Agencia Europea de Seguridad Aérea.

El avión redujo altitud dos veces y se elevó en dos oportunidades, antes de desaparecer de los radares. La aeronave fue localizada en el fondo del mar, al norte de la isla de Guernsey, a unos 68 metros de profundidad y presentaba “muchos daños”. El cuerpo principal de la aeronave estaba partido en tres partes sólo unidas por cables eléctricos y de control de vuelo. El cuerpo del futbolista argentino fue hallado dentro de los restos del avión.