La policía practica varias detenciones en relación con el atentado de Mánchester

Futuro

La policía practica varias detenciones en relación con el atentado de Mánchester

La ministra del interior de Reino Unido, Amber Rudd, ha confirmado esta mañana en una entrevista a la cadena de radio BBC que el autor del atentado suicida, que sesgó la vida de 22 personas en el Manchester Arena este lunes, pudo contar con una red de apoyo. Según la ministra, el atentado fue “más complejo que los que hemos visto antes, y parece probable, posible, que no actuara solo”, ha afirmado. Por lo tanto, las sospechas comienzan a despejarse después de que May revelara, tras el comité de emergencia, que el terrorista podía formar parte de un grupo más amplio de individuos.

La policía británica ha confirmado este miércoles la detención de seis personas relacionadas con el atentado del lunes en Mánchester que acabó con la vida de 22 personas. Cuatro de ellas han sido detenidas en los alrededores de Mánchester; el último de ellos en Wigan, a 30 kilómetros de la ciudad, por llevar un paquete sospechoso. Los otros dos detenidos son el padre y el hermano menor del terrorista suicida, identificado por la policía británica como Salman Abedi, de 22 años. Ramadan y su hijo Hashem, de 20 años, han sido arrestados en la capital de Libia, Trípoli. Según un portavoz de la fuerza antiterrorista local citado por Reuters.

Este miércoles por la mañana, la ministra del Interior de Reino Unido, Amber Rudd, ha confirmado en una entrevista a la cadena de radio BBC que el autor del atentado suicida en el Manchester Arena, este lunes, pudo contar con una red de apoyo, algo que el jefe de la policía de Mánchester, Ian Hopkins ha confirmado esta tarde. «Está muy claro que esto es una red que estamos investigando», ha asegurado. En una breve comparecencia ante los medios de comunicación, este alto mando ha confirmado además que entre las 22 víctimas mortales del ataque figura una agente policial, de quien no ha aportado datos.

Por lo tanto, las sospechas comienzan a despejarse después de que la primera ministra británica, Theresa May revelara, tras el comité de emergencia, que el terrorista podía formar parte de un grupo más amplio de individuos.

El nivel de alerta en Reino Unido ha pasado de ‘grave’ a ‘crítico, es decir, que unos 5.000 miembros de las Fuerzas Armadas patrullarán las calles ante la posibilidad de un inminente ataque.

El supuesto autor del ataque, Salman Abedi, de 22 años, nacido en Mánchester en una familia de origen libio, ya se encontraba bajo el radar de los servicios de seguridad e inteligencia, aunque no era parte de ninguna investigación activa, ni se le consideraba de ‘alto riesgo’. “Era alguien que los servicios de inteligencia ya conocían, y estoy segura de que cuando esta investigación concluya sabremos más”, ha asegurado Amber Rudd.

El sospechoso nació en el seno de una familia muy religiosa, originaria de Libia, y según The Financial Times, se había radicalizado en los últimos años. Abedi rezaba en una mezquita de los suburbios, donde su padre era muy conocido ya que a veces era quien hacía el llamado a la plegaria. Según medios de prensa británicos, los padres de Abedi habían huido de Libia para escapar del régimen de Muamar Gadafi.

Abedi comenzó sus estudios de negocios y gerencia en la Universidad de Salford, en Mánchester en 2014, pero una fuente dijo a la agencia Press Association que abandonó después de dos años, sin obtener el título.

Antes de que el terrorista tuviera nombre y apellido, los vecinos de la comunidad libia en Mánchester se preguntaban si el suicida podía ser uno de los suyos, alguien que hubiera luchado en la revolución libia de 2011, según ha publicado el diario británico, The Guardian. De momento, las fuerzas de seguridad han registrado varios domicilios al sur de Manchester, y según la policía ya hay al menos tres personas detenidas, en relación con el atentado.