El autobús contra los transexuales de HazteOír llega a Nueva York

No Category -

El autobús contra los transexuales de HazteOír llega a Nueva York

El autobús contra los transexuales de la asociación ultracatólica HazteOír llega a las calles de Nueva York, una ciudad santuario para personas transgénero, con la intención de alcanzar Naciones Unidas para “denunciar los ataques a la libertad de los padres y la imposición de la ideología de género durante la 61º sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer”. Bajo el hashtag #FreeSpeechBus el vehículo tiene previsto recorrer la Costa Este de los EE.UU, realizando paradas en Boston, Philadelphia y Washington entre otras ciudades.

El autobús contra los transexuales de la asociación ultracatólica HazteOír llega a las calles de Nueva York, una ciudad santuario para personas transgénero, con la intención de alcanzar Naciones Unidas para “denunciar los ataques a la libertad de los padres y la imposición de la ideología de género durante la 61º sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer”. Bajo el hashtag #FreeSpeechBus el vehículo tiene previsto recorrer la Costa Este de los EE.UU., realizando paradas en Boston, Philadelphia y Washington entre otras ciudades.

El lema impreso en el autobús naranja ya no contiene las palabras “pene” o “vulva”, aunque sí se puede leer: “Es biología. Los niños son niños y siempre lo serán. Las niñas son niñas y siempre lo serán. No puedes cambiar de sexo. Respeto para todos”.

La iniciativa cuenta con el apoyo del grupo CitizenGO, una Organización Internacional para la Familia que preside Brian Brown y la National Organization For Marriageal, y a la que pertenece la plataforma de Ignacio Arsuaga. Ambas organizaciones son conocidas por sus campañas contra la comunidad LGBT y esperan que el autobús desate una mayoría silenciosa, frustrada por el cambio de las normas en relación al género y a la familia.

En un comunicado de OutRight International, una asociación defensora de la comunidad LGTB, expresa su consternación ante el mensaje de odio que el autobús pretende extender por las calles de Nueva York. “La libertad de expresión es un derecho constitucional, pero el lenguaje tiene consecuencias que se deben tomar en consideración. Los transexuales jóvenes ya se encuentran en riesgo. Extender un mensaje de este tipo elimina y niega la realidad de estos niños”, apunta Jessica Stern, de esta misma plataforma.

Asociaciones pro-derechos LGBT han pedido a políticos y a la sociedad civil que se unan en contra de este mensaje infame y discriminatorio que promueve la violencia contra los transexuales. Gillian Kane, consejera de Ipas, una organización internacional para la reproductividad y los derechos de las mujeres ha declarado que ha llamado al alcalde de Nueva York y a los miembros del consejo de la ciudad para que «tomen partido y se declaren a favor de la diversidad y el respeto”.

La controversia persigue una vez más a este bus que ya ha pasado por Barcelona, Madrid y Pamplona. Incluso, Chelsea Clinton, hija del del ex presidente Clinton, pedió en su Twitter que este autobús no llegaran a EE.UU. (o a ningún otro sitio).

Esta vez el vehículo llega a Nueva York una de las ciudades con las políticas más avanzadas en la inclusión de programas LGTB y en especial de personas transgénero. Además de EE.UU., HazteOír planea más recorridos en Italia, Portugal o Alemania y Latinoamérica.