The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

El asesino de la iglesia de Texas se escapó de una clínica mental hace 5 años

Redacción TO
Última actualización: 8 Nov 2017, 11:37 am CEST

Devin Patrick Kelley, el asesino que el pasado 5 de noviembre abrió fuego contra varios feligreses en una iglesia baptista de Texas, se escapó de una clínica mental hace cinco años donde se encontraba ingresado después de haber sido descubierto "metiendo armas de fuego a escondidas en la base de la Fuerza Aérea en Hollaman" donde ejercía como militar desde 2010. Así lo refleja el informe policial publicado por la emisora KPRC en Houston que apunta como Kelley “estaba intentando ejecutar las amenazas de muerte” que había hecho contra sus superiores militares.

Al parecer, fue localizado en una estación de autobuses de El Paso (Nuevo México) en la noche del 7 de junio de 2012 tras saltar la valla del centro médico Peak Behavioral Health, un centro de saludo mental especializado en miembros del Ejército y veteranos y ubicado en Santa Teresa. Entonces Kelly tenía 21 años.

Meses después del intento de fuga, a fines de 2012, fue sentenciado a un año de prisión en una cárcel militar por agredir a su esposa y a su hijo,  posteriormente fue expulsado con deshonor.

En 2014, Kelly se volvió a casar y se trasladó a New Braunfels, Texas, a unos 56 kilómetros de la pequeña ciudad de Sutherland Springs, donde el domingo irrumpía en el templo y asesinaba indiscriminadamente a 26 personas, incluido un niño, y hería a 20. Después huía en un vehículo y fue encontrado muerto a pocos kilómetros de la escena con un disparo en la cabeza, al parecer, autoinfligido.

Los agentes aún están tratando de determinar el motivo de la matanza masiva. Sin embargo, el pasado 29 de octubre, en su cuenta de Facebook publicaba una foto de un rifle de asalto con el texto “She’s a bad bitch”, –”Ella es una mala zorra”, en inglés–. Varios medios británicos, aseguran que el mensaje iba dirigido a su suegra, conocida por asistir a la iglesia y con la que al parecer tenía una mala relación. Sin embargo, el pasado domingo ella no asistió al templo.