El adolescente que empujó a un niño desde lo alto de la Tate Modern había anunciado sus intenciones

Futuro

El adolescente que empujó a un niño desde lo alto de la Tate Modern había anunciado sus intenciones
Foto: Frank Augstein

Un adolescente con trastornos de personalidad que empujó a un niño pequeño desde lo alto de la galería londinense Tate Modern, hiriéndolo gravemente, había advertido meses antes a sus cuidadores de su intención, según han informado varios medios británicos este viernes, dando pie a una polémica en el país.

Durante su juicio en Londres en diciembre, Jonty Bravery, que ahora es mayor de edad pero tenía 17 años en el momento de la agresión en agosto de 2019, se declaró culpable de haber empujado desde la décima planta al pequeño, un turista francés de seis años que visitaba el museo con su familia.

El niño, que aterrizó unos 30 metros más abajo sobre un tejado de la quinta planta, sufrió una hemorragia cerebral y fracturas en la columna vertebral, las piernas y los brazos. Sigue sin poder beber, ponerse en pie o mantenerse concentrado, según su madre.

La sentencia de Bravery debe conocerse el próximo 17 de febrero.

En el otoño de 2018, el agresor, que sufre autismo y trastornos de personalidad, había advertido a sus cuidadores que planeaba matar a alguien de este modo, según una grabación publicada por la BBC y el diario Daily Mail.

«En los próximos meses, tengo en mente que debo matar a alguien«, se le oye decir, afirmando buscar un edificio alto de la capital. «Puede ser cualquier sitio mientras sea un lugar alto, podría subir, visitarlo y empujar a alguien desde allí», agrega.

Bravery vivía en una vivienda social del distrito londinense de Hammersmith y Fulham, cuyas autoridades lo tenían a su cargo y habían contratado para cuidarlo a la empresa privada Spencer & Arlington. Esta compañía afirmó el viernes no tener haber tenido «ningún conocimiento ni grabación» de esta advertencia. Se desconoce si Bravery estaba solo en el momento de la agresión. Las autoridades locales han afirmado haber abierto una investigación tras la divulgación de estas grabaciones.