El accidente de una carroza empaña el estreno del carnaval de Río

General

El accidente de una carroza empaña el estreno del carnaval de Río

Durante unos minutos, las sirenas de las ambulancias que accedieron al lugar para atender a los heridos -al menos dos graves y seis conducidos a un hospital-, se confundieron con la samba del carnaval, informa EFE. El accidente no impidió que la escuela terminara de recorrer los 700 metros de la recta del Sambódromo, abarrotado por más de 72.000 personas que, en su mayoría, no llegaron a enterarse de lo ocurrido. La carroza, la última del desfile de Grande Río, transportaba a la popular cantante Ivete Sangalo, a quien la escuela homenajeó en este carnaval.

Aunque aún no se han aclarado las causas del accidente, un director de la organización apuntó la posibilidad de que la lluvia hiciera patinar las ruedas de la carroza. «Fue una fatalidad», lamentó en declaraciones a Efe un portavoz de Tuiuti, que explicó que la policía está investigando las circunstancias del siniestro. «El desfile continuó, pero el ambiente ya no puede ser el mismo», admitió el portavoz.

El accidente provocó un receso de cerca de una hora en los desfiles, que se reanudaron, como estaba previsto, con la escuela Grande Río, una de cuyas carrozas también tuvo problemas para maniobrar antes de enfilar la recta del Sambódromo, lo que obligó a retrasar también su desfile durante unos diez minutos. El carnaval de Río continuará en la noche del lunes con los desfiles de otras seis escuelas que componen el Grupo Especial, la primera división del carnaval de Río, y el miércoles medio centenar de jurados dará su veredicto y anunciará la campeona de 2017. En los dos días de desfiles pasarán por el Sambódromo cerca de 60.000 sambistas, 3.500 percusionistas y unas 70 carrozas alegóricas para un público superior de 200.000 personas, incluidos los invitados especiales en los balcones. EFE

Ocho personas heridas es el balance en el accidente de una carroza de una escuela de samba durante el estreno del carnaval de Río de Janeiro que, sin embargo, no impidió que el mayor espectáculo del mundo siguiera adelante en el Sambódromo. El carnaval se estrenó con el desfile de la escuela Paraíso de Tuiuti, que se desarrolló con normalidad hasta que le tocó el turno a la última carroza, de unas tres toneladas y con 40 bailarines en sus plataformas, que tuvo problemas para entrar en la recta del Sambódromo. Cuando enfilaba la pasarela de samba, la carroza perdió el control, chocó contra uno de los pabellones laterales y, al intentar retroceder, atropelló al menos a ocho personas.