EEUU desbarató atentados contra el metro de Nueva York y Times Square en 2016

No Category -

EEUU desbarató atentados contra el metro de Nueva York y Times Square en 2016

Los dos sospechosos se comunicaban a través de aplicaciones en sus teléfonos y querían llevar a cabo los atentados en el mes de Ramadán

Ataques al metro de Nueva York, en Times Square y en conciertos: la justicia estadounidense ha anunciado el viernes que detuvo a tres hombres que tenían estos planes durante el verano de 2016, informa AFP.

Uno de los acusados, el canadiense Abdulrahman El Bahnasawy, de 19 años, fue arrestado en mayo de 2016 por alquilar materiales para fabricar bombas, ha informado la corte del distrito sur de Manhattan en un comunicado.

El Bahnasawy se declaró culpable de delitos de terrorismo, espera su sentencia y podría ser condenado a cadena perpetua.

Talha Haroon, un ciudadano estadounidense con residencia en Pakistán, de 19 años, quien iba a cometer los ataques con El Bahnasawy, fue arrestado en septiembre de 2016 en Pakistán, desde donde puede ser extraditado a Estados Unidos.

Los dos sospechosos se comunicaban a través de aplicaciones en sus teléfonos y querían llevar a cabo los atentados en el mes del Ramadán, entre inicios de junio e inicios de julio de 2016, en nombre del Estado Islámico (EI).

Pero un agente encubierto del FBI, la policía federal estadounidense, había convencido a los acusados de que era un simpatizante del EI listo para llevar a cabo los ataques con ellos, y las autoridades los arrestaron antes de que pudieran concretar sus planes.

«Estos estadounidenses se merecen un ataque», había dicho El Bahnasawy al agente encubierto, y le había contado que deseaba «crear el próximo 11 de septiembre», en referencia a los atentados terroristas con casi 3.000 muertos en 2001, los más mortíferos en la historia del país.

Haroon le dijo por su lado que esperaba «causar gran destrucción a los sucios impíos».

El Bahnasawy y Haroon habían declarado su lealtad al EI en comunicaciones electrónicas con el agente del FBI, y le habían expresado su interés por cometer atentados también en París y Bruselas. El canadiense también había dicho al agente del FBI que estaba en contacto con una filial del EI en Pakistán para conseguir luz verde para los ataques en Nueva York.

Un tercer sospechoso, Russell Salic, un filipino de 37 años, ha sido acusado de financiar el plan a través del envío de poco más de 400 dólares a Estados Unidos a través del agente encubierto.

Salic había sido arrestado en abril pasado en Filipinas, desde donde la justicia busca extraditarlo.

Otro sospechoso de cometer dos atentados en Nueva York y en Nueva Jersey en septiembre de 2016, Ahmad Rahimi, es actualmente sometido a juicio. Solo una de las tres bombas que había instalado explotó, causando pánico en el barrio neoyorquino de Chelsea y 31 heridos leves.