The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos admite haber matado a una treintena de civiles en un enfrentamiento con talibanes

Naiyf Rahma

El ejército de Estados Unidos en Afganistán ha admitido haber matado a 33 civiles en un ataque aéreo dirigido contra talibanes en la ciudad de Kunduz, en el norte de Afganistán. Los hechos tuvieron lugar el 3 de noviembre de 2016, cuando las tropas estadounidenses y afganas, que estaban llevando a cabo un ataque por tierra, pidieron refuerzos aéreos para luchar contra el grupo armado. 27 personas también resultaron heridas.

"Independientemente de las circunstancias, lamento profundamente la pérdida de vidas inocentes", ha señalado el general John Nicholson, máximo comandante de las fuerzas estadounidenses y de la misión de la OTAN. Estas muertes causaron un gran revuelo, y cientos de manifestantes acudieron a la oficia del gobernador local. "Ni siquiera sabemos si  algún talibán murió en este ataque, todo lo que vimos fue cadáveres de personas inocentes", asegura un residente a Al Jazeera.  Además, denuncian que decenas de casas fueron destruidas. La inseguridad ha aumentado en los últimos meses, desde que en octubre de 2016 los talibanes invadieran la ciudad de Kunduz por segunda vez en un año. La muerte de civiles por parte de la OTAN ha sido uno de los temas más controvertidos durante los 15 años de batalla contra los talibanes, lo que ha provocado una fuerte crítica pública al Gobierno.