Dos detenidos en los Países Bajos por el escándalo de los huevos contaminados

Lifestyle

Dos detenidos en los Países Bajos por el escándalo de los huevos contaminados
Foto: FRANCOIS LENOIR| Reuters

Dos personas han sido detenidas este jueves en los Países Bajos en relación con la alerta alimentaria que estalló la semana pasada en Europa, tras hacerse pública la presencia de huevos contaminados con un pesticida en distintos países, a lo que se ha sumado también el Reino Unido, según la fiscalía holandesa.

Los arrestos se ha producido en el marco de una operación de las las autoridades holandesas en la que se han realizado varios registros como parte de la investigación abierta en torno a la presencia de fipronil en huevos vendidos para el consumo humanos. «Hay varios registros en Holanda, en coordinación con los belgas», ha informado Marieke van der Molen, portavoz de la fiscalía holandesa que posteriormente ha anunciado la detención de «dos personas».

«Se trata de dos directivos de la empresa que probablemente aplicó este producto en criaderos avícolas», presentada como ChickFriend por los medios de comunicación locales, indicó a la agencia AFP Marieke van der Molen, portavoz de la fiscalía holandesa.

El escándalo alimentario, en el que están implicadas dos compañías, la holandesa ChickFriend, especializada en la desinfección de granjas avícolas, y su proveedor belga Poultry-Vision, es objeto de investigaciones penales en Bélgica y en Holanda.

Los registros de este jueves tuvieron lugar después de que el ministro de Agricultura belga, Denis Ducarme, acusara el miércoles a Holanda de tratar con descuido las informaciones sobre la presencia de fipronil en los huevos, un insecticida corriente que en dosis altas puede provocar vómitos y problemas neurológicos, en las granjas del país, uno de los mayores exportadores de huevos en el mundo.

Ducarme aseguró que las autoridades holandesas recibieron un aviso sobre el uso de fipronil en las granjas en noviembre de 2016, una información negada por La Haya.

Huevos contaminados en el Reino Unido

La crisis, originada en Bélgica, Holanda y también en algunas granjas de Alemania, tuvo repercusiones en otros cinco países europeos que importaron esos huevos: Francia, Suiza, Suecia, Luxemburgo y Reino Unido, provocando la retirada preventiva de millones de huevos de los supermercados.

El Reino Unido importó cerca de 700.000 huevos contaminados por la utilización fraudulenta del insecticida fipronil en criaderos de gallinas ponedoras, ha informado este jueves la Agencia de Seguridad Alimentaria (FSA).

«Es probable que el número de huevos que llegaron al Reino Unido sea más cercano a 700.000 que a los 21.000 que previamente pensábamos haber importado», señaló en su página web, en la que ha subrayado que «es altamente improbable que estos huevos supongan un riesgo para la salud pública, pero dado que el Fipronil está prohibido para su uso en la alimentación de animales productores de alimentos, hemos actuado con urgencia para garantizar la protección de los consumidores».

El fipronil está presente en los productos veterinarios utilizados para los animales de compañía contra las pulgas, las garrapatas y los ácaros. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo considera como «moderadamente tóxico» para el hombre en grandes cantidades. La Unión Europea (UE) prohibió su uso en animales destinados al consumo.