The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

La UE dona 5 millones de euros para los rohingyas y otras minorías en Birmania

Redacción TO

La Unión Europea (UE) ha anunciado una ayuda valorada en 5 millones de euros para los rohingyas y otras minorías étnicas en los estados birmanos de Rakáin, Kachin y Shan, tal y como han difundido fuentes de la delegación europea en Birmania (Myanmar).

"La UE está comprometida a ayudar a las comunidades vulnerables que viven a lo largo de Myanmar, quienes han sufrido debido a los prolongados conflictos en el país", ha indicado este viernes en un comunicado el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.

"Nuestra asistencia llegará a los más vulnerables, que han sido desplazados por la violencia y aquellos que no pueden volver a sus hogares", agregó el comisario, que defendió el derecho de acceso "sin restricciones" a todas las partes del país con población vulnerable.

La ayuda se suma a otros 40 millones de euros anunciados por la UE el pasado mayo para responder a la crisis humanitaria de los rohingyas, una minoría de mayoría musulmana, en Birmania y la vecina Bangladesh.

Esta segunda ayuda facilitará alojamiento, acceso a agua potable y asistencia sanitaria tanto a los rohingyas en Rakáin, como a otras minorías en Kachin y Shan, en medio del monzón que amenaza con lluvias torrenciales los hacinados campos de desplazados.

Más de 100.000 personas se encuentran desplazadas en Kachin y Shan desde 2011 debido al conflicto entre el Ejército birmano y varias guerrillas de minorías étnicas, incluido el Ejército para la Independencia Kachin. Los militares birmanos han sido acusados por la ONU de perpetrar una limpieza étnica con indicios de genocidio contra los rohingyas en Rakáin.

Una operación castrense en respuesta a un ataque de milicianos rohingyas en 2017 provocó la muerte de unas 10.000 miembros de esta minoría y el éxodo a Bangladesh de unos 725.000 en los siguientes meses, según un informe de expertos de Naciones Unidas.

De acuerdo con la UE, quedan unos 600.000 rohingyas en Rakáin en aldeas o campos de desplazados, sin libertad de movimientos y con acceso limitado a alimentos, servicios sanitarios y educación.

Birmania no reconoce la ciudadanía a los rohingyas, a los que considera en su mayoría como inmigrantes bengalíes, y tampoco son considerados nacionales en Bangladesh, lo que los convierte en apátridas.