La fiscal de Nueva York demanda a la Fundación Trump y pide su disolución

LIFESTYLE

La fiscal de Nueva York demanda a la Fundación Trump y pide su disolución

La fiscal general de Nueva York ha presentado una demanda contra el presidente Donald Trump por utilizar su fundación con fines personales y políticos, un caso que golpea de lleno los negocios del magnate inmobiliario. La demanda, que exige la disolución de la fundación Donald J. Trump y pide al presidente estadounidense la restitución de 2,8 millones de dólares –así como más multas–, denuncia «un patrón de conducta ilegal persistente durante más de una década» en la entidad.

La fiscal general de Nueva York ha presentado una demanda contra el presidente Donald Trump por utilizar su fundación con fines personales y políticos, un caso que golpea de lleno los negocios del magnate inmobiliario. La demanda, que exige la disolución de la fundación Donald J. Trump y pide al presidente estadounidense la restitución de 2,8 millones de dólares –así como más multas–, denuncia «un patrón de conducta ilegal persistente durante más de una década» en la entidad.

Aunque afecta directamente a sus negocios, el caso no parece susceptible de afectar políticamente al mandatario, que ya había anunciado la disolución de la fundación tras derrotar a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones de octubre de 2016. La demanda de la fiscal Barbara Underwood asegura que Trump, que cumple hoy 72 años, usaba los activos de la fundación para pagar sus obligaciones legales, promover sus hoteles y negocios y comprar artículos personales.

Una investigación de la fiscalía reveló asimismo que la Fundación Trump recaudó más de 2,8 millones de dólares «en una manera diseñada para influir en las elecciones de 2016» bajo órdenes de la campaña presidencial del magnate.

Este no es el primer asunto judicial al que se enfrenta Trump, que lidia con varias demandas de mujeres por delitos sexuales y sobre todo una amplia investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre los lazos entre su campaña presidencial y Rusia.

La última demanda, presentada ante la Corte Suprema de Nueva York, señala como acusados además de al dirigente a tres de sus hijos: Donald Jr, Ivanka y Eric. El presidente ha calificado el caso de «ridículo» en Twitter.

Una portavoz de la Trump Organization, la entidad que controla los activos, ha difundido un largo comunicado en el cual denuncia «las motivaciones políticas» de la fiscalía. Se queja de que la fiscalía nunca investigó a la Fundación Clinton, aunque hubiera indicios para ello, y recuerda que la Fundación Trump anunció a finales de 2016 que se disolvería y donaría el resto de sus fondos, 1,7 millones de dólares, a obras de caridad, según la agencia AFP. Sin embargo, esta cantidad fue bloqueada por la investigación judicial.

La demanda exige que se prohíba a Trump dirigir cualquier organización sin ánimo de lucro en Nueva York durante 10 años, y que a sus tres hijos se les prohíba lo mismo durante un año.