Cientos de detenidos en las protestas contra la absolución de Asia Bibi en Pakistán

Mundo Ethos

Cientos de detenidos en las protestas contra la absolución de Asia Bibi en Pakistán
Foto: Gopen Rai| Reuters

La Policía de Pakistán ha detenido a cientos de personas por los actos violentos ocurridos durante los tres días de protestas contra la absolución de la cristiana Asia Bibi, que había sido condenada a muerte por blasfemia en el año 2010.

“Se han registrado un total de 134 en todo el Punyab y cerca de 300 personas han sido arrestadas en relación a ellos. Además, hay otros 830 arrestados bajo el mantenimiento del orden público, lo que significa que serán
investigados y si son encontrados culpables se registrarán casos en su contra”, ha informado la portavoz de la Policía regional, Nabeela Ghazanfar, a Efe.

Durante las protestas, convocadas por el grupo islamista radical Tehreek-e-Labbaik y suspendidas el viernes tras un acuerdo entre el Gobierno y los islamistas para pedir que Asia Bibi no abandone el país mientra se revisa el caso, 63 policías resultaron heridos, de los cuales cinco continúan ingresados.

«Los organismos de seguridad harán una investigación de los vídeos y entonces se arrestará a más culpables o esos que han sido arrestados se enfrentarán a medidas legales», ha explicado la portavoz.

Esta situación se produce a pesar de que las autoridades se comprometieron con el grupo islamista a la liberación de todos los arrestados en las protestas.

Las protestas comenzaron casi inmediatamente después de la decisión judicial de anular la condena de muerte de Asia Bibi, que fue denunciada en 2009 por dos mujeres por supuestamente insultar al profeta Mahoma. Los islamistas se echaron a las calles del país durante tres días y casi paralizaron el mismo, pues provocaron cortes de carreteras y cierres de colegios durante las manifestaciones.

La dura ley antiblasfemia paquistaní fue establecida en la época colonial británica para evitar choques religiosos, pero en la década de 1980 varias reformas auspiciadas por el entonces dictador, Mohamed Zia-ul-Haq, favorecieron el abuso de esta norma, informa Efe.