The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Detenido un hombre por la muerte de la mujer encontrada en un embalse en Asturias

Rodrigo Isasi Arce

Agentes de la Guardia Civil han detenido en la localidad asturiana de Navia a un hombre como presunto autor de la muerte de la mujer cuyo cadáver apareció el martes 6 de marzo en el embalse de Arbón, han indicado a la agencia EFE fuentes de la investigación.

El cuerpo de María Paz Fernández Borrego, gijonesa de 43 años, presentaba múltiples contusiones y un golpe en la cabeza y, aparentemente, había sido lastrado. La autopsia realizada este miércoles en el Instituto de Medicina Legal de Oviedo determinó que la mujer, María Paz Fernández Borrego, tuvo una "muerte violenta". 

El cadáver fue encontrado flotando sobre las 15:50 horas del martes en una zona de difícil acceso en una orilla del embalse, en las proximidades de un cámping. La mujer había reservado un hostal en Navia, adonde iba con cierta frecuencia, pero no llegó a dormir en el establecimiento. Al día siguiente, fue encontrado su vehículo junto al hospital de Jarrio, en el vecino municipio de Coaña, a unos catorce kilómetros del embalse donde fue hallado su cadáver, así como su perro suelto por las calles de Navia.

El cuerpo pudo ser identificado por el cabello, la ropa y el tatuaje que tenía grabado en un hombro. María Paz Fernández Borrego estaba siendo buscada por la Guardia Civil desde que desapareciera el pasado 13 de febrero en la localidad de Navia, adonde había ido a pasar unos días.

Dos mujeres más desaparecidas en Asturias 

La Guardia Civil y la Policía Nacional trabajan en la localización de dos mujeres desaparecidas en los últimos días en Asturias, en concreto en Gijón y Avilés, que se suman a la gijonesa María Paz Fernández Borrego. No obstante, ambos cuerpo de seguridad estatales no han encontrado ningún indicio que permita relacionar a las tres mujeres desaparecidas o que haga sospechar que éstas hayan sido forzadas y no voluntarias.

Delegación del Gobierno considera que estas desapariciones no son provocadas por la actuación de un grupo de delincuentes y que, por ello, no deben ser motivo de alarma, algo que también ha reiterado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que asegura que las tres desapariciones "no tienen nada que ver una con otra".

Lorena Torre, de 40 años, desapareció el jueves 1 de marzo por la noche en Gijón y su coche apareció aparcado en las proximidades de la playa de El Rinconín y, según la Policía Nacional, vestía un plumífero verde, pantalón vaquero y botas.

Un día después se produjo en Avilés la desaparición de Concepción Barbeira, de 1,60 metros de altura y complexión delgada, tras salir de su casa en San Adriano (Castrillón) para dirigirse a su trabajo en el hospital San Agustín de Avilés, al que no llegó a incorporarse. Su vehículo fue localizado horas después de que se denunciase la desaparición con las puertas abiertas y el bolso en su interior en la localidad de Santa María del Mar, en Castrillón, informa Efe.