The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

La Policía holandesa realiza una segunda detención por la "amenaza terrorista" en Róterdam

Redaccion The Objective
Última actualización: 24 Ago 2017, 1:52 pm CEST

La Policía de Países Bajos ha detenido este jueves a un segundo sospechoso en relación con la "amenaza terrorista" detectada el miércoles en un concierto de rock en Róterdam, por la que ya fue arrestado ese mismo día un ciudadano español, según ha informado la cadena neerlandesa NOS. La detención se habría producido esta madrugada tras una redada en una casa de la localidad de Brabant. De momento no hay más detalles sobre la aprehensión.

La noche del viernes los agentes holandeses  encontraron  una furgoneta con matrícula de España repleta de bombonas de gas. Su conductor, español, fue detenido y un concierto de rock en la sala Maassilo, donde estaba prevista la actuación del grupo estadounidense Allah-las, fue suspendido por "amenaza terrorista".

El alcalde de la ciudad holandesa Ahmed Aboutaleb ha explicado en una comparecencia de prensa que la alarma procedió de las fuerzas de seguridad de España horas antes de iniciar el concierto. Según este aviso, se podía producir un atentado en pleno evento. "No se puede establecer por el momento si la furgoneta con las bombonas de gas está relacionada con la amenaza", ha advertido el edil.

La policía holandesa ha informado este jueves que recibió una "información concreta" de su par española sobre un proyecto de atentado en la sala Maassilo.

"Había una información concreta de que ese día se cometería un atentado en ese lugar, contra ese grupo de rock", los californianos Allah-Las, ha especificado a la AFP el jefe de policía de Róterdam, Frank Paauw.

"El conductor español de la furgoneta (...) fue detenido y conducido a la comisaría de policía. Está siendo interrogado", ha dicho por su parte la policía de Róterdam en Twitter.

El concierto del grupo californiano estaba previsto en la sala Maassilo, con capacidad para unas mil personas y situada en una zona portuaria al sur de la ciudad.

Agentes de policía estaban desplegados en torno a la sala, equipados con chalecos antibalas, ha informado la radiotelevisión pública holandesa NOS citado por la AFP. La sala fue totalmente evacuada y los servicios antiterroristas estaban rastreando el lugar.

Europa todavía está conmocionada por los ataques terroristas en localidades catalanas de Barcelona y Cambrils, que han dejado un saldo de 15 muertos. Estos ataques fueron llevados a cabo por una célula yihadista y revindicados por el grupo Estado Islámico (EI).

Los Países Bajos no han sufrido hasta la fecha un atentado masivo como ha sucedido en otros países vecinos. Pero las autoridades se mantienen muy vigilantes, tras informaciones de que individuos relacionados con los atentados de París y Bruselas transitaron por el país.

En junio, un holandés conocido por las autoridades como potencialmente radicalizado fue detenido mientras filmaba en el exterior del Philips Stadium en Eindhoven (sur) uno de los más grandes del país.

La detención se produjo pocas semanas después del atentado de Manchester, que causó 22 muertos a la salida de un concierto de la estrella del pop estadounidense Ariana Grande.