Desde Gucci a Louis Vuitton, las grandes fortunas se movilizan para reconstruir Notre Dame

No Category -

Desde Gucci a Louis Vuitton, las grandes fortunas se movilizan para reconstruir Notre Dame

Los expertos aseguran que la renovación podría costar cientos de millones de euros durante varios años, incluso décadas.

El mundo entero se estremeció el lunes al ver las escalofriantes imágenes de la catedral más emblemática de Francia en llamas. 850 años de historia ardieron en unas solas horas.

Sin embargo, los bomberos han confirmado que la estructura de Notre Dame puede ser salvada, por lo que las grandes fortunas de Francia, millonarios y donantes privados se han movilizado en las últimas horas para financiar la reconstrucción, que se prevé larga y costosa, de la catedral.

El presidente Emmanuel Macron prometió reconstruir el emblemático edifico gótico, cuya aguja se derrumbó y parte de la techumbre quedó destruida. Y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha propuesto esta misma mañana la celebración de «una conferencia internacional de donantes» para abordar esta situación.

«Organizaremos en las próximas semanas una importante conferencia internacional de donantes con patrocinadores de todo el mundo para recaudar los fondos necesarios para la restauración», escribía en Twitter.

De momento, el multimillonario francés Bernard Arnault, propietario del grupo empresarial Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), ha anunciado la donación de 200 millones de euros para la reconstrucción. «La familia Arnault y el grupo LVMH, en solidaridad con esta tragedia nacional, se está movilizando para Notre Dame. Donarán una suma total de 200 millones de euros al fondo dedicado a la reconstrucción de esta obra arquitectónica, que forma parte de la Historia de Francia», han informado en un comunicado.

La oferta llegó después de que François-Henri Pinault y su padre, dueños del grupo de marcas de lujo Kering (que agrupa enseñas como Yves Saint Laurent o Gucci), ofreciera 100 millones de euros para «reconstruir completamente Notre Dame». «Ante tal tragedia, mi padre y yo hemos decidido participar en la reconstrucción completa de Notre Dame de Paris para que esta joya de nuestra cultura vuelva a la vida tan pronto como sea posible».

También ha anunciado su colaboración el grupo petrolero y gasífero Total, que donará 100 millones de euros, según ha anunciado su presidente ejecutivo, Patrick Poyanné, en Twitter.

A todas ellas se ha sumado la empresa de cosmética L’Oreal, que ha anunciado la donación de 200 millones de euros para la reconstrucción de la catedral.

También Tim Cook, director ejecutivo de Apple, ha anunciado una donación sin especificar la cuantía para ayudar a «los esfuerzos de reconstrucción y a restaurar la valiosa herencia de Notre Dame para las generaciones futuras». Así lo ha indicado en su cuenta de Twitter en la que ha expresado su pesar. «Estamos desconsolados por el pueblo francés y los de todo el mundo para quienes Notre Dame es un símbolo de esperanza. Aliviado de que todos estén a salvo».

A través del grupo empresario familiar, el gigante francés de la publicidad JCDecaux se ha comprometido, por su parte, a donar 20 millones de euros.

Martin Bouygues, propietario del grupo Bouygues, y su hermano Olivier, han dicho estar «muy afectados» y que harán una donación «a título personal» de 10 millones de euros a través de su holding familiar, SCDM.

El millonario Marc Ladreit de Lacharrière, que controla la compañías de inversiones Fimalac, ha prometido también 10 millones de euros «para la restauración de la aguja, símbolo de la catedral» que se derrumbó por el fuego, informa AFP.

La Fundación para el Patrimonio, un organismo francés financiado con fondos privados, también ha hecho un llamamiento a las donaciones en su web. También hubo llamamientos similares a través de la web de micromecenazgo Leetchi. Además, la región de Isla de Francia, que incluye París y sus alrededores, prometió diez millones de euros.

Para reconstruir el templo, que cada año acoge a 13 millones de visitantes –una media de 35.000 personas al día– se necesitarán artesanos especializados. El responsable del grupo Charlois, el mayor proveedor de madera de roble de Francia, prometió ofrecer los mejores materiales para reconstruir la compleja armadura de madera, conocida como «el bosque» por el número de vigas que se emplearon para construirla.

«Las obras seguramente necesitarán años, quizás décadas, pero se necesitarán miles de metros cúbicos de madera. Habrá que encontrar las mejores piezas, de gran diámetro», explica Sylvain Charlois, en declaraciones a la radio France Info.

Tusk insta a los 28 a contribuir 

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, instó este martes a todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE) a contribuir en la reconstrucción de la catedral parisina.

«Reconstruiréis vuestra catedral. Desde Estrasburgo, la capital francesa de la Unión Europea, pido a los veintiocho Estados miembros que formen parte de esta tarea«, ha dicho Tusk.

Por su parte, la UNESCO ha prometido prometió trabajar con Francia para restaurar la catedral, inscrita desde 1991 en su lista de patrimonio mundial de la humanidad.

«Ya estamos en contacto con expertos y preparados para enviar una misión urgente para evaluar los daños, salvar lo que se pueda salvar y empezar a tomar medidas para el corto y el medio plazo», ha apuntado Audrey Azoulay, la secretaria general de esta agencia de la ONU, en un comunicado el martes.

Los expertos aseguran que la renovación podría costar cientos de millones de euros durante varios años, incluso décadas.