The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Desarticulada una organización dedicada al tráfico de personas desde Marruecos a España

Redacción TO
Última actualización: 16 Jul 2018, 2:23 pm CET
Foto: Santi Palacios | AP Photo, File

La Guardia Civil ha desarticulado en Almería una banda criminal que traficaba ilegalmente con inmigrantes procedentes de Marruecos. La operación se ha saldado con cinco detenidos y tres registros llevados a cabo en la localidad de El Ejido, Almería. La investigación comenzó hace unos meses en Cádiz al detectar la intensa llegada de embarcaciones tipo patera y neumática en la ruta del Mar Mediterráneo occidental.

Una de las embarcaciones utilizadas por la organización investigada naufragó el pasado 9 de mayo en aguas próximas a Tánger, Marruecos, con 46 personas a bordo. El resultado del naufragio fue de seis fallecidos, 10 heridos de diversa consideración y 30 desaparecidos. Durante la investigación quedaron acreditados la planificación y el exceso de la capacidad de carga de personas en la embarcación de tipo patera, según informa el Instituto Armado.

En apenas pocos meses, la organización criminal habría participado y gestado al menos 19 operativas de traslado de inmigrantes, con una estimación de más de 100 inmigrantes, de los cuales 15 de ellos, eran menores de edad no acompañados.

Según asegura la Guardia Civil, la estructura de la organización era muy similar a la observada en ocasiones anteriores respecto a organizaciones criminales dedicadas al tráfico de personas. Se trataba de una red delictiva que, de manera organizada, introducía en España inmigrantes en situación irregular por vía marítima desde Marruecos.

La rama ubicada en Marruecos captaba a individuos de nacionalidad marroquí con el ofrecimiento de trasladarlos a España en pateras a cambio de una contraprestación económica. Por su parte, la rama española se encargaba de recibir las embarcaciones que llegaban a las playas de Tarifa y cuyos ocupantes eran trasladados posteriormente a la provincia de Almería. Ya en esta provincia la organización criminal les privaba de libertad y les exigía otro pago. Una cifra que no siempre era la acordada en primer término, bajo amenaza de ser entregados a las autoridades españolas por su situación de irregularidad.

Antes de iniciar el viaje, los inmigrantes debían abonar a la organización cantidades que van de 2.000 a 5.500 euros por persona. Ya en España pagaban una cifra extra de entre 400 y 600 euros. La Guardia Civil calcula que la organización ha obtenido unos 200.000 euros de beneficio, desde que se iniciara la investigación el pasado mes de enero.

En los tres registros practicados en la localidad de El Ejido se han incautado dos vehículos utilizados en la recogida y el desplazamiento de inmigrantes, 2.000 euros en efectivo, recibos de transferencias bancarias y remesadoras, así como varios teléfonos móviles.