The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Argentina

Condenan a cuatro responsables en Argentina por crímenes de lesa humanidad durante el Plan Cóndor

Redacción TO
Última actualización: 11 Sep 2017, 8:44 pm CET
Foto: Marcos Brindicci | Reuters

Un tribunal argentino ha sentenciado a cuatro responsables de crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro de detención clandestina Automotores Orletti, un viejo taller mecánico por donde pasaron cientos de secuestrados bajo la ejecución del Plan Cóndor durante los años 70 y 80.

Las penas son de 6 años de prisión para los policías federales Rolando Nerone y Oscar Gutiérrez, 16 años para el exagente de inteligencia César Enciso y 25 años para José Ferrer, también policía federal, ha anunciado el tribunal en lo Criminal Federal 1 en el juicio oral y público.

Enciso había sido apresado y extraditado desde Brasil en noviembre de 2013.

Este centro de detención clandestina estuvo bajo control de la disuelta central de inteligencia del Estado, SIDE, en coordinación con los ejércitos argentino y uruguayo.

A diferencia de otros condenados por varias acusaciones en su contra por crímenes de detenciones arbitrarias, torturas y desapariciones forzadas que implicaron al centro de detención Orletti, los cuatro acusados de este lunes fueron llevados a juicio por primera vez.

Orletti fue un centro clandestino de detención en un antiguo taller mecánico en el oeste de Buenos Aires, donde se torturó allí a extranjeros secuestrados en el marco del Plan Cóndor, ejecutado por dictaduras militares de las décadas 70 en varios países de América Latina.

La Operación Cóndor fue llevada a cabo por gobiernos militares sudamericanos para perseguir y ultimar opositores a nivel trasnacional.

La fecha exacta de su creación: 28 de noviembre 1975, en Chile, en el marco de una reunión de seguridad presidida por Manuel Contreras -jefe de la policía secreta chilena- y en la que participaron militares de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

La querella había solicitado una pena de prisión perpetua para Nerone, Gutiérrez y Ferrer, en tanto pidieron una condena de 24 años para Enciso.