Cientos de personas protestan en Lavapiés por la muerte del mantero Mame Mbaye

Mundo Ethos

Cientos de personas protestan en Lavapiés por la muerte del mantero Mame Mbaye
Foto: Rodrigo Isasi

Cientos de personas se han congregado en la plaza de Lavapiés y en las calles aledañas para participar en la concentración en protesta por la muerte este jueves del mantero senegalés Mame Mbaye. Inmigrantes y españoles, en su mayoría jóvenes, han coreado consignas como «Policía asesina», «Sí sí, lo mataron», «Nosotros somos Mame Mbaye» y «ningún ser humano es ilegal» ante un fuerte dispositivo policial desplegado en la zona, con unidades de intervención policial (UIP).

Los manifestantes, muchos de ellos manteros, han portado pancartas con la leyenda «Manta es vida», «Europa racista mata» o «Contra el racismo, basta, basta, basta», y se han desplazado desde la plaza hacia diversas calles del barrio.

La plaza ha estado totalmente abarrotada de manifestantes que han protestado de forma pacífica -aunque ha habido momentos de tensión con los efectivos de la UIP- tras los incidentes de anoche y de esta misma mañana, que provocaron importantes daños materiales en el barrio, heridas a 16 policías y cuatro manifestantes y seis detenidos.

A las 19.45 horas los manifestantes han guardado un minuto de silencio en la Plaza Nelson Mandela que ha concluido con fuertes aplausos por todos los asistentes. La protesta ha sido convocada por diversos colectivos bajo el lema «contra el racismo institucional asesino».

Cientos de personas protestan en Lavapiés por la muerte del mantero Mame Mbaye

La Plaza de Lavapiés abarrotada por la muerte del mantero | Foto: Rodrigo Isasi/ The Objective

Por su parte, los sindicatos de la Policía Nacional SUP, CEP, UFP y SPP han expresado este viernes en un comunicado su apoyo «sin fisuras» a la labor de los agentes que intervinieron para controlar los disturbios que se produjeron tras la muerte del mantero senegalés Mame Mbaye.

Según subrayan, la desgraciada muerte de este hombre, «que estaba siendo asistido en primera instancia por una patrulla de Policía Municipal de Madrid a la que había requerido un amigo del fallecido, fue la chispa que provocó los disturbios».

Al parecer, la muerte se produjo tras sufrir un ataque epiléptico y entrar en parada cardiorrespiratoria. Los funcionarios de la Policía Municipal requeridos iniciaron las maniobras de reanimación cardio-pulmonar hasta la llegada de los facultativos del Samur, que nada pudieron hacer por salvarle la vida, según relata el comunicado.

«Como consecuencia de una irresponsable e interesada campaña en redes sociales, los antisistemas de siempre se dieron cita en Lavapiés para iniciar una dura algarada en la que quemaron contenedores y atacaron con piedras al furgón funerario y a los agentes policiales», añaden los sindicatos. Barricadas, destrozos en vehículos policiales y particulares e, incluso asaltos a sucursales bancarias para llevarse hasta un televisor de una sucursal de Caixabank, añaden.

Los agentes de la Policía Nacional, según los sindicatos, cumplieron con la misión de afrontar estos disturbios «con la profesionalidad que les caracteriza, basada en los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad, y en defensa de la seguridad ciudadana», hasta lograr atajar los ataques de los radicales sobre la 1,30 horas de la madrugada.

Por todo ello, SUP, CEP, UFP y SPP han querido felicitar a los agentes de todas las unidades intervinientes que actuaron «de forma exquisita y profesional para restablecer el orden y la legalidad, a costa incluso de su propia integridad física».