China construye el nuevo aeropuerto más grande del mundo

Cultura

China construye el nuevo aeropuerto más grande del mundo
Foto: Ng Han Guan

China ostenta un nuevo récord: ha construido el aeropuerto más grande del mundo, el Beijing Daxing International (PKX), que se inaugurará el 30 de septiembre de este año, en la víspera del 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China.

La colosal construcción, con más de 700.000 metros cuadrados de superficie –equivalentes a 98 campos de fútbol–, cuenta con ocho pistas y capacidad para gestionar a más de 100 millones de pasajeros al año.

Sin embargo, inicialmente el aeropuerto manejará 45 millones de personas hasta 2021, con cuatro de las pistas en funcionamiento, cifra que aumentará hasta los 72 millones previstos para 2025, hasta alcanzar los 100 millones de viajeros en 2040, cuando el aeropuerto opere con sus ocho pistas, una de ellas para uso militar.

Las obras, que comenzaron en 2014, cuentan con un edificio diseñado por la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid, fallecida en 2016, y la filial de ingeniería de aeropuertos de París (ADP), destacan por su luminosidad y sus líneas curvas, informa AFP. El aeropuerto se asienta sobre seis pilares, organizados en torno a un gran espacio en el centro.

En este nuevo aeródromo convergerán aspectos modernos y futuristas, sin dejar de lado la tradición.Tienen representación elementos de la cultura china, como la seda, el té y la porcelana.

Con una inversión que supera en total los 50.000 millones de euros –contando con los empalmes ferroviarios y de carretera–, el nuevo aeropuerto, situado a unos 46 kilómetros de la capital, descongestionará al actual aeropuerto internacional de Pekín-Capital, por el cual transitan más de 95 millones de pasajeros al año.

El nuevo aeropuerto cuenta con siete plantas, dos de ellas bajo la superficie, donde confluirán estaciones de metro, trenes de cercanías, regionales y de alta velocidad. Se podrá llegar al centro de la ciudad en unos 20 minutos, aunque la conexión con el actual aeropuerto, a 67 kilómetros de distancia, podría ser más complicada, según AFP.

Tendrá una capacidad para albergar 620.000 vuelos al año. De esta manera se convertirá en el aeropuerto más grande del mundo, cuyo nombre todavía no se ha oficializado.

En la actualidad, este puesto lo ocupa el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson, en Atlanta (EEUU), con un volumen de 107 millones de pasajeros en 2018. Cuando el nuevo aeropuerto esté en pleno funcionamiento, junto con el otro aeródromo de Pekín, podrán superar los 200 millones de viajeros.