The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Desactivado temporalmente el certificado electrónico del DNI por un fallo de seguridad

Redacción TO
Última actualización: 10 Nov 2017, 4:18 pm CEST

La Dirección General de Policía ha comenzado a desactivar, de forma temporal, la función del certificado electrónico de los DNI electrónicos, ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado. La desactivación se produce "a la vista del estudio publicado recientemente por una Universidad de la República Checa, cuya viabilidad está siendo objeto de análisis por el Organismo de Certificación español". El citado estudio, llevado a cabo por el Centro para la Investigación de la Criptografía y la Seguridad de la Universidad Masaryk, apuntaba a que el chip que se incluyen en los nuevos DNI, desde abril del año 2015, son vulnerables de sufrir un ataque informático por parte de hackers.

El Ministerio del Interior quiere "garantizar con ello la máxima seguridad y confidencialidad en la utilización de la autenticación y firma electrónica en España". Igualmente, la entidad informa de que "hasta no estar implementadas las soluciones técnicas necesarias (lo que se hará en fechas próximas) se desactivará la funcionalidad de los certificados digitales de parte de los actuales DNIe para que, cuando estén disponibles, puedan ser actualizados directamente por sus titulares, en las Oficinas de Documentación".

Si quiere saber si usted se verá afectado por este cambio en los carnés de identidad, puede comprobarlo en su propio DNI. Solo se verán implicados en esta desactivación los documentos que tienen el número de soporte posterior al ASG160.000, es decir, lo que han sido expedidos a partir de abril de 2015. En cualquier caso, el Ministerio insiste en que "el DNIe sigue siendo válido como documento de identificación (para cualquier tipo de trámite administrativo, mercantil, privado) y como documento de viaje para viajar a los países de la Unión Europea". De hecho, también otros países de la UE han sufrido fallos de seguridad similares en sus documentos de identidad, entre ellos Estonia y Eslovaquia.