The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Seis años de cárcel para Edward Leung, rostro del activismo por la independencia de Hong Kong

Redacción TO
Última actualización: 11 Jun 2018, 1:07 pm CEST

El prominente activista por la independencia de Hong Kong, Edward Leung, ha sido condenado este lunes a seis años de cárcel por su participación en las protestas de 2016, los peores disturbios registrados en varias décadas en esta antigua colonia británica. La juez Anthea Pang ha considerado a Leung culpable y ha definido sus acciones durante las revueltas como "excesivas y despiadadas". Otros dos manifestantes, juzgados por los mismos hechos que Leung, han sido condenados a siete y tres años y medio de prisión.

El activista hongkonés, de 27 años, ya estaba detenido antes de que se dictara esta sentencia. A principios de año fue condenado a un año de cárcel tras declararse culpable en otro proceso de agredir a un policía durante las movilizaciones de 2016. El tribunal, que ha rechazado las motivaciones políticas como circunstancias atenuantes, ha decidido que ambas sentencias se fusionarán.

Las protestas por las que se juzga a Edward Leung comenzaron en febrero de 2016, coincidiendo con el Año Nuevo chino. En principio, las manifestaciones convocadas para esa fecha eran en apoyo al comercio ambulante de comida, práctica que las autoridades querían erradicar. Sin embargo, las protestas rápidamente evolucionaron para adquirir un cariz político contra las autoridades en Hong Kong y Pekín. Finalmente, cerca de 130 personas resultaron heridas y se contabilizaron decenas de detenidos.

Hong Kong, que hoy en día es una región administrativa especial de la República Popular China, anteriormente fue colonia británica. Una parte de la población de la región se muestra crítica con China por haber aumentado el control que ejerce sobre la antigua colonia, al considerar que esto viola los términos del acuerdo firmado con Londres, por el que se acordó la transferencia de soberanía de un Estado a otro en 1997, y que se suponía que iba a garantizar ciertas libertades y un alto grado de autonomía a este pequeño territorio durante 50 años, informa AFP.