Bruselas quiere crear un "derecho a la reparación" para fomentar la sostenibilidad

Economía y Capital

Bruselas quiere crear un "derecho a la reparación" para fomentar la sostenibilidad
Foto: Elizabeth Dalziel

La Comisión Europea ha anunciado este miércoles su voluntad de crear un «derecho a la reparación» en la Unión Europea (UE), al desvelar su nueva estrategia sobre economía circular que busca además alargar la vida de aparatos electrónicos en el bloque. «Sólo tenemos una Tierra y, sin embargo, en 2050 estaremos consumiendo como si tuviéramos tres. El nuevo Plan hará de la circularidad el lema de nuestras vidas», ha asegurado el comisario de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius.

El Nuevo Plan de Acción de Economía Circular de la Comisión Europea busca modificar tanto el consumo como la producción de productos electrónicos, textiles, plásticos y baterías en la UE, para reducir los desechos y aumentar el reciclaje de materias primas. El «corazón» del plan, en palabras de Sinkevicius, es una política de productos sostenibles para garantizar que «se diseñen para durar más tiempo, para ser más fáciles de reparar y mejorar, más fáciles de reciclar y más fáciles de reutilizar».

El objetivo es también luchar contra la obsolescencia de productos como teléfonos inteligentes, máxime cuando, según la Comisión, dos de cada tres europeos utilizarían sus dispositivos por más tiempo si el rendimiento no se ve afectado. Es en esta línea en la que Bruselas propondrá la creación de un «derecho a la reparación» de los productos para 2021, así como la puesta en marcha de otras medidas para que los consumidores tengan información «más fiable» sobre su vida útil y su impacto ambiental.

Los principios de reutilización y reciclaje en sectores como el textil, la construcción, el plástico o el embalaje de productos alimentarios también serán objeto de propuestas tanto legislativas como voluntarias del ejecutivo comunitario. «El modelo de crecimiento lineal de tomar, usar y descartar ha llegado a sus límites con el crecimiento de la población mundial y el consumo. Este modelo lineal nos empuja cada vez más cerca de una crisis de recursos», ha advertido Sinkevicius.

El nuevo plan de acción se enmarca en el Pacto Verde Europeo de la titular de la Comisión, Ursula von der Leyen, la nueva estrategia de crecimiento para un bloque que ambiciona alcanzar la neutralidad climática para 2050. Según la Comisión Europea, la aplicación de medidas «ambiciosas» de economía circular en Europa podría aumentar el PIB de la UE en un 0.5% para 2030, creando además alrededor de 700.000 puestos de trabajo.