Bruce Springsteen firma un justificante a un niño que se saltó el colegio para ir a su concierto

Cultura

Bruce Springsteen firma un justificante a un niño que se saltó el colegio para ir a su concierto

Según recoge Associated Press basándose en declaraciones recogidas por un medio local, el padre del chico, Michael Fenerty, ha explicado que: «Era el primer día de clase y Bruce dio un concierto larguísimo. Como aficionado me encantó, pero como padre quería matarle». Para solventar esta casi inexcusable falta justo al comienzo del curso escolar, padre e hijo decidieron llevar una nota mecanografiada al encuentro entre Springsteen y el público, celebrado en la Biblioteca con motivo de la reciente publicación de las memorias del artista, un libro titulado Born to run. El pequeño se acercó al músico y le preguntó: «Bruce, ¿podrías firmarme esta justificación para el colegio?», a lo que Springsteen, con una sonrisa en la cara, respondió que por supuesto pero no sin antes asegurarse de ver qué ponía. «Tengo que leerla primero, así es como me metí en problemas con mi primer contrato», bromeó The Boss. Tras este agradable encuentro, padre e hijo se dirigieron a la escuela para entregar la nota firmada por Springsteen al director, aunque por supuesto, se trataba de una fotocopia. El justificante original será conservado por esta familia de fans como valioso recuerdo del mejor día sin clase que cualquier niño amante de la música de Springsteen pudiera imaginar.

 

Un niño de 11 años decidió saltarse su primer día de colegio para asistir a un encuentro con Bruce Springsteen en la Biblioteca Pública de Filadelfia. El jovencísimo fan de Springsteen iba acompañado de su padre, Michael Fenerty, quien ha narrado el inusual encuentro entre The Boss y su hijo: en lugar de un autógrafo, el pequeño le pidió al músico que firmara una nota para justificar su ausencia del colegio para ir a su concierto celebrado unos días antes y Bruce accedió encantado.

 

Según recoge Associated Press basándose en declaraciones recogidas por un medio local, el padre del chico, Michael Fenerty, ha explicado que: «Era el primer día de clase y Bruce dio un concierto larguísimo. Como aficionado me encantó, pero como padre quería matarle». Para solventar esta casi inexcusable falta justo al comienzo del curso escolar, padre e hijo decidieron llevar una nota mecanografiada al encuentro entre Springsteen y el público, celebrado en la Biblioteca con motivo de la reciente publicación de las memorias del artista, un libro titulado Born to run. El pequeño se acercó al músico y le preguntó: «Bruce, ¿podrías firmarme esta justificación para el colegio?», a lo que Springsteen, con una sonrisa en la cara, respondió que por supuesto pero no sin antes asegurarse de ver qué ponía. «Tengo que leerla primero, así es como me metí en problemas con mi primer contrato», bromeó The Boss. Tras este agradable encuentro, padre e hijo se dirigieron a la escuela para entregar la nota firmada por Springsteen al director, aunque por supuesto, se trataba de una fotocopia. El justificante original será conservado por esta familia de fans como valioso recuerdo del mejor día sin clase que cualquier niño amante de la música de Springsteen pudiera imaginar.