The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Brasil despliega a las tropas federales para frenar la violencia criminal

Redacción TO
Foto: Alex Gomes / O Povo | AFP

Brasil ha llevado a cabo un despliegue especial de tropas federales en la ciudad de Fortaleza, en el noreste del país, con el objetivo de frenar los violentos ataques de bandas criminales contra bancos, autobuses y tiendas, han informado las autoridades.

Unos 300 soldados patrullarán esta ciudad y otras localidades del estado para tratar de poner fin a los hechos vandálicos, ha explicado el secretario de Seguridad Nacional, Guilherme Teophilo.

Varias unidades de efectivos llegaron en la madrugada del sábado y comenzaron el patrullaje al final de la tarde del mismo día, especialmente en puntos estratégicos de las carreteras.

El despliegue fue ordenado por el ministro de Justicia, Sergio Moro, por petición del gobernador del estado de Ceará, Camino Santana, del izquierdista Partido de los Trabajadores,el partido rival de Bolsonaro en las elecciones.

Hasta el sábado, las autoridades habían contado cerca de 80 ataques en al menos 25 municipios del estado, aunque la mayoría se concentraron en el área metropolitana de la capital, la ciudad de Fortaleza.

En total, 89 sospechosos han sido arrestados y una persona ha muerto en un enfrentamiento con la policía antes de que fueran desplegadas las tropas.

En los últimos días, los atacantes habían incendiado una veintena de autobuses, prendido fuego a gasolineras, atracado sucursales bancarias y realizado actos vandálicos contra edificios e instituciones públicas.

Debido a estos ataques, muchos de los comercios de la región han permanecido cerrados estos días y los residentes se han visto obligados a quedarse en sus casas por miedo a la violencia.

Esta intervención militar llega en la primera semana en el poder del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, que asumió el cargo de presidente del Gobierno de Brasil el martes.

Bolsonaro ha dicho que, durante su mandato, quiere acabar con la criminalidad en Brasil y “restablecer el orden”, a través de medidas como la oferta de inmunidad a soldados y policías que utilicen la violencia en ciertos casos y unas leyes más relajadas cobre posesión de armas, informa AFP.