Carolina Bescansa pierde las primarias de Podemos en Galicia frente a Antón Gómez-Reino

Mundo Ethos

Carolina Bescansa pierde las primarias de Podemos en Galicia frente a Antón Gómez-Reino
Foto: Oscar Corral

El portavoz de En Marea en el Congreso, Antón Gómez-Reino, ha ganado las primarias a la Secretaría General de Podemos Galicia, en las que competía con la diputada Carolina Bescansa. Gómez-Reino, candidato afín a la dirección estatal, ha obtenido un respaldo del 54,98 %, mientras que su oponente ha logrado el apoyo del 45,02 %. Estos porcentajes evidencian el ajustado resultado de unas primarias en las que han votado 3.172 inscritos.

Gómez-Reino se ha impuesto a la compostelana en este proceso que comenzó el pasado septiembre, cuando la anterior líder del partido de Pablo Iglesias en Galicia, Carmen Santos, anunció la convocatoria de la III Asamblea Ciudadana, la cual ha culminado en esta jornada con la proclamación del ganador.

Carolina Bescansa ha perdido la batalla tras su participación en un proceso en el que muchas son las voces que han visto en su intento una cruzada personal contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, con el que mantiene una relación muy distante desde la filtración de un documento en el que sugería un plan para desbancarlo, informa Efe.

En abril, Bescansa aseguró que no tenía ningún motivo para dimitir, que «sería un disparate», a pesar de la filtración de un documento en el que planificaba desbancar a Pablo Iglesias de la dirección de la formación morada, un documento por el que la Ejecutiva de Podemos decidió no emprender medidas contra la diputada. «Todo el mundo ha visto lo que ha ocurrido», dijo en el momento el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, que afirmó que cada uno podía sacar sus propias conclusiones.

Tras conocer los resultados de las primarias, Bescansa ha dicho que hay que hacer una «reflexión» para analizar los errores que han provocado que haya perdido frente a Gómez-Reino. Por el momento, ha anunciado que no participará en el Consejo Ciudadano Autonómico para no interferir en el funcionamiento ordinario de la organización ni «incomodar» a la nueva dirección.