The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Australia

Varias mujeres demandan a Bayer en Australia por los efectos adversos del anticonceptivo Essure

Redacción TO
Última actualización: 13 Ago 2018, 10:31 am CET
Foto: Julio Cortez | AP

Un grupo de mujeres en Australia ha presentado una demanda contra el laboratorio Bayer –una empresa químico-farmaceútica alemana– por los graves efectos adversos provocados por el uso del anticonceptivo Essure, un dispositivo que se inserta en la vagina de las mujeres sin necesidad de una intervención quirúrgica, han informado este lunes fuentes legales.

Este método de esterilización femenina consiste en la introducción de un microinserto con forma de espiral en las trompas de Falopio mediante un cierre bilateral de las mismas.

Previamente a Australia, mujeres afectadas en países como España, Estados Unidos o Canadá ya habían interpuesto una querella por los mismos motivos.

Ebony Birchall, de la firma legal Slater and Gordon, ha indicado en un comunicado que Essure, vendido como un implante “rápido, efectivo, mínimamente invasivo y que podía ser insertado en consultorio médico”, fue “increíblemente dañino para las mujeres que sufrieron complicaciones (a raíz de su uso)”.

La firma legal estima en cientos el número de mujeres en toda la nación oceánica que sufrieron complicaciones por el implante, aunque no se han precisado cifras concretas.  A algunas de las víctimas australianas fue necesario extirparles el útero tras el uso del dispositivo a raíz de su oxidación y el aumento de los niveles de níquel, lo que causó problemas en otros órganos. Asimismo, las mujeres que utilizaron este implante en el país también sufrieron complicaciones en la regularidad de sus menstruaciones, dolores abdominales, pélvicos y musculares, así como reducción de la libido.

Tanya Davidson, un ama de casa australiana con cuatro hijos, comenzó a utilizar el dispositivo en 2010 y, desde entonces, ha vivido “ocho años de infierno”, según el comunicado. Tanya sufrió pérdida de cabello, sangrado menstrual intenso, fatiga crónica, problemas gástricos, dolores agudos de ovarios y pérdida de las funciones cognitivas que le hicieron pensar que estaba padeciendo Alzheimer.

“La pérdida de las funciones cognitivas fue lo más terrorífico y parece que esto empeora (…) cada día me despierto sintiendo una nube en el cerebro, tengo problemas para recordar cosas simples, como los nombres de los objetos cotidianos, o perderme en medio de una frase”, ha explicado Davidson.

Tras detectarle alergia al níquel en el año 2016, Davidson optó por abandonar el método, pero en la intervención de extracción se rompió el aparato, lo que la obligó seis meses después a someterse a una histerectomía –operación para extraer el útero– debido a los daños causados por los fragmentos que se quedaron dentro de su organismo.

En el mes de mayo, el laboratorio Bayer ordenó la devolución de este implante en Australia y en julio se adoptó una medida similar en Estados Unidos donde, al igual que en Canadá y Reino Unido, se han interpuesto demandas por los afectos adversos de Essure.

En España, un grupo de mujeres presentó el mes pasado una demanda contra Bayer, la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) en la que se denuncia lesiones y estafa o “fraude científico”. En 2017, se retiró del mercado español este anticonceptivo “por no tener en vigor el certificado CE”, tal y como informó la Agencia, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en un comunicado, informa Efe.