Bardem se disculpa por llamar “estúpido” a Almeida: “El insulto ilegitima cualquier discurso”

No Category -

Bardem se disculpa por llamar “estúpido” a Almeida: “El insulto ilegitima cualquier discurso”

«Pido disculpas por haberme dejado llevar por un impulso en absoluto constructivo que flaco favor hace al verdadero mensaje»

El actor Javier Bardem se ha disculpado este sábado por haberse “dejado llevar por un impulso en absoluto constructivo” al llamar “estúpidos” al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. “El insulto ilegitimiza cualquier discurso y conversación”, ha dicho en su cuenta de Twitter.

Bardem se ha disculpado después de que el viernes, durante la lectura del manifiesto en la Marcha por el Clima en Madrid, dijera a título “muy personal” que Trump y Almeida son “estúpidos”, en el caso de este último por querer “revertir Madrid Central y permitir circular por la capital a los vehículos contaminantes”.

El actor dedicó estas palabras a Almeida y Trump después de afirmar que “los políticos y políticas deberían estar a la altura de este momento histórico”.

«El insulto ilegitima cualquier discurso y conversación. Por eso pido disculpas por haberme dejado llevar por un impulso en absoluto constructivo que flaco favor hace al verdadero mensaje, único y realmente importante», ha escrito el actor.

Tras disculparse, Bardem ha insistido en que “los irrefutables datos de todos los estudios científicos” avisan “de la urgencia climática en la que nos encontramos y la necesidad de que se tomen medidas y compromisos para revertir su galopante avance por parte de todos los países”.

Antes de la disculpa, el alcalde de Madrid ha respondido al insulto de Bardem y le ha reprochado sus infracciones a la hora
de cumplir sus obligaciones fiscales. “El típico listo, eso sí, muy progre, que piensa que lo de pagar impuestos no va con él”, ha dicho Almeida, que ha publicado un enlace a una noticia en la que se recoge la condena del Tribunal Supremo a Bardem a pagar 151.000 euros por infracciones tributarias.