Barcelona revisará el protocolo de intervención en caso de animales agresivos tras la muerte de Sota

General

Barcelona revisará el protocolo de intervención en caso de animales agresivos tras la muerte de Sota

El Ayuntamiento de Barcelona revisará los protocolos de intervención de la Guardia Urbana en caso de ataques de animales, tras la polémica muerte el pasado martes de una perra llamada Sota abatida a tiros por un agente de la policía local al que había mordido, según la versión del agente, un suceso que el consistorio está investigando.

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha informado de esta iniciativa del ayuntamiento tras las protestas de las organizaciones animalistas, que piden que se investigue la muerte del can, propiedad de una persona sin hogar, y que se depuren responsabilidades.

«Estoy conmocionada. La muerte de la perra ‘Sota’ nos ha afectado a los que trabajamos en el ayuntamiento y a mi personalmente como responsable del bienestar de los animales en la ciudad. Porque queremos a los animales, porque Barcelona quiere a los animales», ha escrito Janet Sanz en su perfil de Facebook y en Twitter.

En Barcelona se han dado manifestaciones por la muerte de Sota y partidos como Pacma se han pronunciado contra la acción del agente. El grupo animalista ha anunciado que llevará a los tribunales la «muerte a tiros de Sota» y ha iniciado una recogida de firmas.

.

 

«Nuestras abogadas están recopilando toda la información y trabajan ya en el caso. Queremos que se depuren responsabilidades y presionar para que se cambien (o creen) protocolos. Que ningún animal más sea innecesariamente ejecutado a tiros por las autoridades públicas», informa Pacma en su página web.

Por su parte, Janet Saenz ha informado de que el jueves se reunión con las entidades que velan por el cuidado de los animales de la ciudad, «personas que se preocupan por ellos», para transmitirles que el consistorio ha abierto una investigación de «todo lo que ha ocurrido» y para asegurarles que harán «todo lo posible para que estos hechos no vuelvan a repetirse».

«Estamos investigando intensamente y a fondo. Todos y todas queremos saber qué ha pasado. Y lo sabremos. Porque haremos públicos todos los resultados de la investigación. Además, para este caso concreto y para tener más información, se ha incorporado un veterinario perito», ha informado Sanz.

La concejal, que asegura que quiere tratar el caso con el «máximo rigor y máxima transparencia», reconoce que hay «distintas versiones sobre lo qué pasó y en estos momentos nos estamos centrando en contrastarlas. Por eso, necesitamos encontrar testigos directos del hecho».

«Por su trabajo cotidiano, la Guardia Urbana tiene una implicación importante en el cuidado de los animales y mantiene una relación muy estrecha con la Oficina de Protección de los Animales de Barcelona. Pero ante este hecho, el primero que vivimos en nuestra ciudad, el Ayuntamiento de Barcelona, a través del área de Ecología Urbana, junto con la Guardia Urbana, ya estamos revisando el protocolo de intervención para estos casos», ha anunciado Sanz.

El consistorio se ha propuesto que los agentes de la Policía Urbana «tengan mejor formación y herramientas para abordar estas situaciones. Para proteger a los propios agentes y a los animales. Para que lo que pasó con ‘Sota’ no vuelva a suceder nunca más», ha concluido Sanz.