The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Rusia

Las autoridades rusas piden a la justicia que bloquee la aplicación de mensajería Telegram

Redacción TO
Foto: DADO RUVIC | Reuters

El Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB) ha lanzado este viernes un procedimiento ante el tribunal de Moscú para pedir el bloqueo de Telegram, después de que esta aplicación de mensajería se negara a dar a Rusia acceso a los mensajes de los usuarios. El pasado 20 de marzo, el FSB solicitó a la compañía que le facilitara sus claves de encriptado en un plazo de 15 días. “Las amenazas de bloquear Telegram a no ser que proporcione los datos personales de sus usuarios no tendrán resultado”, escribió entonces su fundador, Pavel Durov, que aseguró que su compañía “defenderá la libertad y la confidencialidad”.

Por su parte, el abogado de la compañía, Pavel Chikov, explicó en su cuenta de Telegram que las exigencias de las autoridades eran “inaplicables” desde el punto de vista técnico, debido precisamente a su complejo sistema de encriptado, por el cual ni siquiera la propia compañía tiene acceso a algunas comunicaciones.

El Servicio Federal de Seguridad acude a la justicia después de que el pasado octubre se declarara a Telegram culpable de infracción administrativa y se la condenara a pagar una multa de 18.000 euros, por negarse a cooperar con el FSB. Durov calificó esta sanción como una “violación de la Constitución rusa”, que según recordó “protege el derecho al secreto en las comunicaciones”.

Este no es el primer problema que Telegram mantiene con las administraciones rusas, que obligaron incluso a su fundador a abandonar el país en 2014 por tensiones con las autoridades. La aplicación de mensajería ya había escapado a otro intento de bloqueo en junio, cuando la agencia reguladora de bienes y servicios de Rusia, Roscomnadzor, publicó una carta abierta al creador de Telegram, en la que le conminaba a registrar la compañía como medio de difusión de información. Finalmente, el servicio de mensajería aceptó proporcionar ciertas informaciones que inicialmente se había negado a entregar, informa AFP.