The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Aumenta la tensión en Irán con manifestaciones a favor y en contra del régimen

Redacción TO

Decenas de miles de personas han salido a la calle este miércoles en varias ciudades de Irán para manifestar su apoyo al régimen y denunciar los "disturbios" de los últimos días, tal y como han mostrado varias imágenes difundidas en directo por la televisión estatal. Mientras, continúan por séptimo día consecutivo las protestas contra el gobierno de Hasan Rohani, con un balance de una veintena de muertos y más de 1.000 detenidos.

Los manifestantes a favor del gobierno han llevado carteles contra los "agitadores" y han coreado consignas en defensa del guía supremo, el ayatolá Alí Jamenei. Además, han gritado "muerte a Estados Unidos", "muerte a Israel" y "muerte a Monefagh", término que designa a la opositora organización de los Muyahidines del Pueblo.

La televisión ha difundido en directo imágenes de estas manifestaciones masivas en las ciudades de Ahvaz (al suroeste), Arak (en el centro), Ilam (al oeste), Gorgan (al norte) y Kermanshah (en el oeste), entre otras. Desde el pasado 28 de diciembre se han registrado en Irán numerosas protestas contra el gobierno y contra la precariedad económica.

En total, 21 personas han muerto en actos de violencia durante las protestas o han perdido la vida víctimas de la represión. La ola de protestas comenzó en la ciudad de Mashhad, en el noreste de Irán la semana pasada. El presidente Hasan Rohani, desde que comenzaron las protestas callejeras, ha calificado a los manifestantes opositores como una "pequeña minoría" y ha añadido que el gobierno tiene el objetivo de movilizar, en caso de necesidad, a millones de personas para acabar con la violencia.

Por otro lado, el gobierno de Washington ha defendido que las protestas son un "levantamiento popular organizado por valientes ciudadanos iraníes” y ha añadido que la comunidad internacional “no puede quedarse en silencio” ante la violencia de las autoridades contra los ciudadanos. La embajadora estadounidense en Naciones Unidas, Nikki Haley, ha dicho que Washington quiere convocar una sesión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU para adoptar una solución, barajando la opción de imponer sanciones por estos hechos violentos en Irán.

 

Las manifestaciones de este miércoles han tenido lugar en Teherán, lugar en el que las tres noches anteriores se habían registrado manifestaciones relativamente pequeñas, han indicado los medios de comunicación y varios responsables iraníes. "No se ha difundido ninguna información sobre los enfrentamientos o las detenciones en Teherán", ha afirmado la agencia de prensa Ilna.

 

El despliegue policial en las calles de la capital ha sido menos visible que en los días precedentes, tal y como han constatado periodistas de la agencia AFP. Sin embargo, en la provincia de Isfahán, dos individuos han abierto fuego con fusiles contra un puesto policial y contra un banco en Lenjan sin causar víctimas, ha indicado la televisión estatal. Aunque la fuente ha añadido que los autores de los disparos han logrado huir.

El lunes nueve personas fallecieron en diversas trifulcas violentas en varias ciudades de Isfahán. Las autoridades han anunciado, por otra parte, la detención de los "instigadores" de los disturbios en varias ciudades, como Karaj, Islamabad Gharb y Kermanshah. Desde el pasado sábado 450 personas han sido detenidas en Teherán y varias centenas más en otras provincias.