The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Apple retira del mercado en China las aplicaciones VPN empleadas para sortear la censura

Redacción TO
Última actualización: 19 Dic 2018, 7:59 pm CET
Foto: ALY SONG | Reuters

Apple ha anunciado que dejará de comercializar en su app store de China aquellas aplicaciones que empleen la tecnología VPN, que permite una navegación anónima y regatear la censura impuesta por el gobierno. Estas aplicaciones permiten el acceso a páginas como Google, Instagram, YouTube, Facebook o Twitter. La compañía ha añadido que la retirada de las aplicaciones no afectará a otros países.

La información, que ha causado revuelo en China y Estados Unidos, ha sido confirmada por varios servidores chinos de VPN, que han explicado que Apple les ha trasladado la obligación de quitar sus aplicaciones de la tienda online de la empresa, de acuerdo con el periódico oficialista Global Times. Así, programas tan populares como ExpressVPN, VyprVPN o StarVPN ya no se encuentran disponibles.

La empresa desarrolladora de la primera de ellas no dudó en emitir un comunicado en el que muestra la notificación de Apple de la clausura de su servicio por incluir “contenido que es ilegal en China”, agregando su preocupación por que Apple cediera ante los “esfuerzos censores” del gobierno.

Apple retira del mercado en China las aplicaciones VPN empleadas para sortear la censura 1

Un hombre accede a Facebook en Sanghai. | Foto: Carlos Barria/Reuters

Los servidores VPN son muy comunes entre los usuarios de China para acceder a páginas extranjeras, especialmente entre periodistas, disidentes y extranjeros. El temor a que el gobierno comunista los elimine completamente va en aumento, sobre todo para las empresas asentadas en el país que requieren comunicaciones con el extranjero.

Esta deriva encuentra como compañera de viaje a Rusia. El presidente del país, Vladimir Putin, ha firmado una nueva ley por la que queda prohibido el acceso a las páginas web prohibidas por el gobierno y entrará en vigor el 1 de noviembre. Las compañías proveedoras de internet tendrán la obligación de bloquear el acceso a los sistemas de VPN y servicios de proxy.

El Kremlin defiende que la medida llega con el objetivo de controlar la publicación de contenidos extremistas, pero afectará también al acceso a páginas web críticas con el gobierno.