The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Alemania

Angela Merkel retoma con "optimismo" la complicada tarea de conformar gobierno

Redacción TO
Foto: TOBIAS SCHWARZ | AFP

Los socialdemócratas alemanes ya aprobaron el pasado 8 de diciembre abrir negociaciones con los conservadores de la canciller Angela Merkel para explorar la posibilidad de una coalición de gobierno. Esas negociaciones han empezado a tomar forma hoy en un intento de sacar al país del bloqueo político, al inicio de cinco días de negociaciones con los socialdemócrata.

En este sentido, Angela Merkel y el líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Martin Schulz, se han reunido hoy para negociar una nueva gran coalición, en un encuentro en el que la canciller alemana se ha mostrado “optimista”. “Llego a unas conversaciones que se abren con optimismo, aunque sea consciente del enorme trabajo que nos espera”, ha declarado la líder conservadora en Berlín.

Las elecciones legislativas de septiembre, marcadas por un auge de la extrema derecha y un retroceso de los grandes partidos, no arrojaron ninguna mayoría clara en la cámara de los diputados.

La canciller y su bando, demócratacristiano, trataron en un primer momento de formar gobierno con los liberales y los ecologistas, pero no alcanzaron ningún acuerdo tras la retirada de los liberales después de más de un mes de conversaciones. “Es preferible no gobernar que gobernar mal”, apuntaba a la prensa el presidente de los liberales del FDP, Christian Linder.

Ahora, sólo le queda la opción de aliarse con el partido socialdemócrata SPD, con el que Merkel ya gobernó en la anterior legislatura (2013-2017).  “Creo que podemos conseguirlo”, ha apuntado hoy, afirmando que quería “un gobierno estable” frente a los desafíos internacionales y europeos.

“Debemos ponernos de acuerdo”, ha declarado asimismo este domingo Horst Seehofer, presidente del partido conservador bávaro CSU, aliado del de Merkel, a su llegada a las negociaciones.

Con todo, las consultas se auguran difíciles, especialmente por las divergencias entre el CSU, más a la derecha que la CDU de Merkel, y el SPD en lo que respecta a la política migratoria o a Europa.

La CSU bávara enfrenta una elección en su bastión regional en otoño y se arriesga a perder su mayoría frente al avance de la extrema derecha de Alternativa por Alemania (AfD).  Sus dirigentes han pedido reiteradamente que se endurezca la política de acogida de solicitantes de asilo.

En cambio, el SPD desea que se flexibilice la política para los migrantes, en particular sobre el reagrupamiento familiar.