Álvarez Conde denuncia presiones de la Comunidad de Madrid en el caso Máster

Futuro

Álvarez Conde denuncia presiones de la Comunidad de Madrid en el caso Máster
Foto: Emilio Naranjo

El exdirector del Instituto de Derecho Público Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Enrique Álvarez Conde, ha denunciado haber recibido «presiones» por parte de la Comunidad de Madrid en el conocido como caso máster y haber sido el «objeto de encarnizadas luchas políticas».

Así lo ha señalado en una declaración leída al inicio de su comparecencia en la comisión de investigación de universidades de la Asamblea de Madrid, en la que también han comparecido Cecilia Rosado y Alicia López de los Mozos, integrantes del tribunal que supuestamente examinó a Cristina Cifuentes, e Ignacio Escolar, director de eldiario.es. «Siempre actué dentro de la legalidad más absoluta y mi único error fue el no haberme sabido sustraer los días 20 y 21 marzo de 2018 a fuertes presiones del rectorado de mi universidad y de la Comunidad de Madrid», ha manifestado Álvarez Conde.

Por su parte, Escolar ha asegurado durante su comparecencia que en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos hubo «sin ninguna duda» una trama de corrupción. Esta entidad, ya clausurada, organizó los másteres presuntamente fraudulentos de la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes, de la exministra de Sanidad Carmen Montón y del líder del PP, Pablo Casado, que a juicio de Escolar no son «casos aislados» en la «pequeña taifa», repleta de irregularidades, que diseñó Álvarez Conde.

En su declaración, la primera que acoge esta comisión, Escolar ha recapitulado la publicación de eldiario.es de la información según la cual Cifuentes habría obtenido su título de máster en el Instituto de Derecho Público de la URJC con notas falsificadas.

El digital aseguraba que la expresidenta de la Comunidad de Madrid habría dejado dos asignaturas pendientes de presentarse, pero dos años después una funcionaria cambió los «no presentado» por «notable», algo que el rector de la URJC, Javier Ramos, atribuyó a un error de transcripción.