The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Al menos dos personas abatidas a balazos en protestas prelectorales en Kenia

Redacción TO

Dos personas han muerto este viernes al asaltar una comisaría de Policía en la ciudad de Bondo, al suroeste de Kenia. Los hechos se han producido durante las protestas convocadas por la oposición contra la comisión que regula los comicios presidenciales del día 26. La oposición, aglutinada en la coalición NASA, pide una reforma de la Comisión Electoral, a la que culpan de las irregularidades cometidas durante los comicios presidenciales del pasado 8 de agosto, que finalmente fueron anulados.

Unas 500 personas se han manifestado en Bondo, de donde es oriundo el líder de la oposición keniana, Raila Odinga. Los manifestantes se estaban enfrentando a la policía delante de una comisaría de la policía local cuando empezaron los disparos, según han apuntado los testigos. La gente comenzó a correr en varias direcciones, también dentro de la comisaría, y en ese momento fue cuando los dos manifestantes fueron abatidos a balazos. La situación ha sido caótica hasta media tarde, mientras que la policía trataba de dispersar a la multitud, enardecida.

"¿Por qué disparan contra la gente que se manifiesta pacíficamente? ¿Por qué provocan a la gente disparando? Ahora han matado a dos personas", ha declarado otro testigo, Wilfred Ojwang. Por su parte, el jefe de la policía local, John Kiarie, ha rechazado comentar el incidente "hasta haber recibido un informe detallado de lo que pasó realmente".

El Gobierno keniano prohibió el jueves las protestas, que este viernes han tenido lugar en las tres principales ciudades de Kenia (Nairobi, Mombasa y Kisumu), donde se produjeron fuertes enfrentamientos entre los opositores y efectivos antidisturbios de la policía. En las últimas semanas, la NASA había convocado manifestaciones para todos los lunes, miércoles y viernes previos a la repetición de las elecciones.

Se trata de las primeras muertes desde los choques violentos que siguieron a las elecciones generales del 8 de agosto, en las que murieron al menos 37 personas, de los cuales 35 fueron a manos de la policía, según datos  la Comisión Nacional Keniana de Derechos Humanos (KNCHR), según informaciones de Efe y AFP.