Al menos 45 muertos por coche bomba cerca de la ciudad siria de Al Bab

Política y Conflictos

Al menos 45 muertos por coche bomba cerca de la ciudad siria de Al Bab

La aldea de Sousian, que está detrás de las líneas rebeldes, a unos ocho kilómetros al noroeste de  la ciudad siria Al Bab, ha sufrido un atentado con coche bomba en el que al menos 45 personas han muerto. El ataque se ha producido este viernes contra un puesto de control de los rebeldes del Ejército Libre Sirio, en  esta aldea que se encuentra al este de Alepo, según ha reportado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) y ha confirmado un corresponsal de Al Jazeera en el terreno, citando fuentes médicas locales.

La aldea de Sousian, que está detrás de las líneas rebeldes, a unos ocho kilómetros al noroeste de  la ciudad siria Al Bab, ha sufrido un atentado con coche bomba en el que al menos 45 personas han muerto. El ataque se ha producido este viernes contra un puesto de control de los rebeldes del Ejército Libre Sirio, en  esta aldea que se encuentra al este de Alepo, según ha reportado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) y ha confirmado un corresponsal de Al Jazeera en el terreno, citando fuentes médicas locales.

En el momento del ataque, varios civiles se encontraban en el puesto de control, lo que ha provocado que también hayan resultado heridas decenas de personas. Las cifras podrían aumentar en las próximas horas.

Las tropas rebeldes, respaldadas por Turquía, expulsaron el jueves al grupo terrorista Estado Islámico de la ciudad siria de Al Bab, la última fortaleza significativa del grupo en el noroeste de Siria, junto con dos ciudades vecinas más pequeñas de Qabasin y Al Bezah después de semanas de lucha callejera.

En esta ofensiva del jueves, varios rebeldes respaldados por Turquía fueron asesinados por una mina en Al Bab mientras limpiaban la ciudad de artefactos explosivos sin detonar después de que el EI se retirara, según ha asegurado el OSDH.

La ciudad siria de Al Bab está siendo sometida a ataques desde hace varios días, debido a los enfrentamientos entre tropas rebeldes y el autoproclamado Estado Islámico, como los bombardeos del pasado jueves 16 de febrero, que dejaron 24 civiles muertos.